El escondite perfecto

El escondite perfecto

Todos los que tenemos gatos sabemos la fascinación que sienten por las cajas de cartón. ¿Acaso no has comprobado que apenas has abierto una para extraer su contenido ya está el gato dentro olisqueando y al poco rato durmiendo?

Pues bien, la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Utrecht, en Países Bajos, ha realizado un estudio para conocer las causas. De él se desprende que los gatos reducen el estrés cuando se sienten protegidos y para ellos estar dentro de una caja supone una gran sensación de seguridad.

El estudio se llevó a cabo en un refugio para gatos, donde los niveles de estrés suelen ser muy altos. Allí, se organizaron dos grupos de gatos, uno de diez individuos que contaban con cajas y otro de nueve que no las tenían. De este modo, pudieron comprobar que los gatos del primer grupo se adaptaban mucho antes a su nuevo entorno.

La causa está en que esconderse es una estrategia de comportamiento propia del gato, de modo que aquellos que pueden desarrollarla libremente tienen mejor respuesta al estrés.

Por supuesto, las cajas de cartón o de cualquier otro material no son los únicos elementos con los que el gato puede satisfacer un comportamiento natural, ya que el interior de los armarios y los cestos cumplen a la perfección con esta sensación de cobijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *