El agility canino, más que un mero deporte

La palabra inglesa “agility”, que significa agilidad, fue la elegida por los británicos, allá por 1977, para bautizar al que acabaría siendo uno de los deportes caninos más famosos del mundo.

Aquí tienes las respuestas a las preguntas más frecuentes sobre el agility, un deporte que aúna precisión y rapidez.

  • ¿Por qué es adecuado practicar agility? Porque sirve para canalizar la energía de tu perro (especialmente si es muy activo), te permite hacer ejercicio con él y fomentar el vínculo mutuo gracias a unos niveles de obediencia únicos basados en la compenetración. Como todo esto se consigue mediante el juego, quien lo prueba se “engancha”.
  • ¿En qué consiste el agility? Este deporte está inspirado en los concursos hípicos de saltos, así que la idea principal es que el perro supere unos obstáculos adaptados a sus características. Esto debe hacerlo sin correa y obedeciendo las indicaciones que le da su guía durante el recorrido sólo con la voz y los gestos.
  • ¿Cómo son las competiciones de agility? Las pruebas de agility se realizan en un circuito compuesto por diferentes obstáculos que el perro debe superar con éxito. El recorrido es diferente en cada competición y los obstáculos deben superarse según el orden que indique el juez de la prueba. Este recorrido se debe superar dentro de un tiempo máximo y con el menor número de faltas o rehúses posibles, lo que se conoce con el nombre de penalizaciones.
  • ¿Cuáles y cómo son los obstáculos del agility? En España, las características de estos obstáculos deben ajustarse a las establecidas en el reglamento de agility de la Federación Cinológia Internacional, así que sólo vamos a enumerarlos: empalizada, empalizada y pasarela, balancín, slalom, túnel rígido (abierto), túnel de lona, rueda, muro o viaducto, salto de longitud y vallas de salto.
  • ¿Qué modalidades de agility hay? Existen tres categorías para participar en competiciones, grande, mediana y pequeña, que están determinadas por la altura a la cruz del perro. Por supuesto, algunas pruebas, como la altura de los saltos, se adaptan a cada categoría.
  • ¿Cualquier tipo de perro puede practicar agility? Con tal que sean sociables y equilibrados, realmente todos los perros pueden practicar agility como actividad lúdica. Las competiciones deportivas son otra cosa, más que nada porque existe mucho nivel en ellas y no todos los perros de la misma talla tienen las mismas posibilidades. Por ejemplo, un Bulldog Francés puede estar en desventaja porque, dada tu talla, competirá con perros como el Shetland Sheepdog.
  • ¿Cuándo puedo comenzar a practicar agility? Es mejor empezar cuando tu perro haya alcanzado su desarrollo. Ten en cuenta que algunos obstáculos, como el slalom o los saltos, requieren mucho esfuerzo. Claro que antes puedes practicar adiestramiento básico para ir acostumbrándole a obedecerte (caminar junto a ti, venir a la llamada, sentarse, tumbarse, etc.); así esa parte estará avanzada cuando empecéis el agility. Eso sí, la edad mínima establecida por la Federación Cinológica Internacional para participar en campeonatos de agility es de 18 meses.
  • ¿Cómo puedo iniciarme en el agility? En España es uno de los deportes con perro más populares, así que existen infinidad de clubes en todas partes. Incluso está la Federación Española de Agility y Educación Canina, así como un campeonato de España. Por ello, ¡sólo tienes que buscar algún grupo cerca de tu casa y empezar!