Las alergias y enfermedades primaverales acechan durante el cambio de estación… ¡Presta atención!

Alergias y enfermedades primaverales del perro en primaveraCon el estreno de la nueva primavera llegan el sol, los campos verdes y algún que otro “visitante” no deseado. 

Protege a tu perro de parásitos, alergias y enfermedades habituales con la llegada del buen tiempo.

Parásitos externos

Realmente pueden ser una molestia durante todo el año, pero con el calor es muy habitual que nuestro perro vaya más a los parques o al campo e interactúe con otros perros, lo que aumenta las probabilidades de que coja pulgas y garrapatas. También se puede contagiar de hongos tipo tiña.

  • Pulgas: producen un picor intenso, con lo que no podrá dejar de rascarse. Este rascado intenso puede producir la inflamación de la piel, en casos extremos hasta producirse heridas. Además, no son pocos los casos de perros que tienen alergia a la propia picadura de las pulgas. Por todo esto, cuando tu perro tenga estos “polizones”, tendrás que tratarle con productos adecuados para él recomendados por tu veterinario. ¡Tampoco debes olvidarte de su entorno, especialmente donde duerme, ya que los huevos de pulga pueden permanecer activos ahí durante meses y volver a infestarle!
  • Garrapatas: transmiten enfermedades muy graves y se alimentan de sangre, así que se impone su tratamiento inmediato. Para comprobar su presencia, vigila el cuello y las orejas de tu perro, ya que ahí se observan con mayor facilidad.
  • Tiña: es una enfermedad producida por unos hongos microscópicos que causan una afección dérmica muy resistente y contagiosa. Ante cualquier calva inusual, ¡al veterinario!

Alergias

El perro, como el ser humano, también puede tener alergia, que es una reacción del organismo ante una sustancia que el sistema inmunitario interpreta como nociva. Entre las sustancias comunes que pueden producir una reacción alérgica a nuestro perro están los perfumes y los productos de limpieza, pero también son frecuentes las alergias al polen de las plantas, así como a las picaduras de insectos, sean parásitos suyos, como las pulgas, o no, por ejemplo, las avispas.

  • Polen de las plantas: la primavera es la época del año en que el ambiente tiene más cantidad de polen. Si tu perro es alérgico, en primavera se acentuarán los síntomas. Además, al estar más tiempo en el exterior tiene más probabilidades de entrar en contacto con el polen de las plantas que le den alergia. Algunos perros tienen una gran tendencia a padecer alergia que sólo afecta a la piel y los veterinarios la llaman atopia. ¡En ningún caso lo debes dejar estar, sino que debes consultar a tu veterinario!
  • Picaduras de pulga y productos antipulgas: como ya hemos comentado, las pulgas pueden ocasionar con su picadura una alergia en tu perro, irritando e inflamando su piel. Además, algunos productos antipulgas pueden causarle también reacción, por lo que te recomendamos que sigas las indicaciones del veterinario. También te recomendamos prevenir durante todo el año las picaduras, sea con collares antiparasitarios o con pipetas.

¿Cómo saber si tu perro tiene alergia?

Como hay muchos tipos de alergia los síntomas son diferentes, pero debes estar atento a la aparición de picor intenso y falta de pelo en alguna zona de su cuerpo. También los vómitos y las diarreas pueden ser síntoma de alergia, especialmente alimentaria. En cualquiera de estos casos, lleva tu perro al veterinario para que pueda hacerle las pruebas adecuadas.

¿Quieres estar tranquilo ante la llegada del buen tiempo?

  • Una alimentación rica en antioxidantes y ácidos grasos de la serie omega 3 fortalece el sistema inmunitario y ayuda a sus defensas a mantener a raya determinados virus y bacterias.
  • Vigila de cerca su pelaje y si cambia su comportamiento para detectar cuanto antes trastornos que se deban a una alergia, así tu veterinario le pondrá el mejor tratamiento y tu perro pueda disfrutar plenamente de la primavera.