Por qué dar al perro pequeño una alimentación combinada… y cómo hacerlo correctamente

Los perros de pequeño tamaño son muy particulares, suelen tener una vida sedentaria y hacer poco ejercicio, y pueden ser bastante exigentes a la hora de decidir qué comen. Por su estilo de vida pueden tener tendencia a la obesidad y en general son más propensos a formar cálculos urinarios.

Pero tienes la solución perfecta, la alimentación mixta, o mixfeeding, que consiste en dar a tu perro una alimentación diaria que combine el alimento seco con el alimento húmedo formulado especialmente para él.

Esta decisión resulta muy adecuada para perros glotones, ya que el alimento húmedo aumenta la sensación de saciedad, y además incrementa la ingesta de agua, lo que favorece la salud urinaria, y ofrece una palatabilidad extraordinaria

Cómo ofrecer al perro pequeño una alimentación mixta

  • Hay dos formas de ofrecer una alimentación mixta. Una es mezclando los dos alimentos a la vez para que los coma juntos y la otra es ponérselos por separado en tomas diferentes.
  • Debes combinar alimentos secos y húmedos formulados en función de las necesidades nutricionales específicas de tu perro. Por ejemplo, si tienes un cachorro que toma el alimento X-Small Junior o el Mini Junior, se puede combinar con el alimento húmedo Junior. En el caso de los perros adultos de más de 8 años que estén tomando los alimentos X-Small Adult +8 o Mini Adult +8, el alimento húmedo con el que puedes hacer el mixfeeding es Mature +8. Esto también es válido para perros que tomen alimentos como X-Small Ageing 12+ o Mini Ageing 12+. Otros casos muy particulares son los de las razas Yorkshire, Chihuahua y Teckel, que cuentan con alimentos secos y húmedos formulados especialmente para ellos y con los que puedes hacer una alimentación mixta. Eso sí, recuerda que los alimentos húmedos para estas razas son para perros adultos.
  • Al ofrecer alimentación mixta hay que calcular la ración con cuidado de no superar la cantidad diaria adecuada. Para ello lo más sencillo es dar porciones del alimento húmedo fáciles de calcular, por ejemplo, un sobre o lata completos o la mitad, ya dividir fracciones más pequeñas es bastante más complicado y dificulta el cálculo de la ración seca correspondiente
  • Al perro le gusta tener sus rutinas bien establecidas, lo que también afecta al horario de su alimentación. Por ello, tanto si eliges la opción de mezclar los dos alimentos como ponérselos por separado, hazlo a la misma hora cada día.
  • Finalmente, aunque la alimentación mixta supone un aporte adicional de agua para el metabolismo del perro, siempre debe haber agua disponible en todo momento; limpia y fresca.