¿Por qué alimentos especiales para razas de perros?

Alimentos especiales para razas de perros y sus necesidades particularesLa nutrición es uno de los aspectos clave de la salud de nuestros perros, por lo que es fundamental que el alimento aporte todos los nutrientes en la cantidad necesaria para satisfacer las necesidades del organismo, sin ninguna carencia pero sin excesos.

A simple vista, se podría pensar que todos los perros necesitan la misma alimentación, pero a poco que nos demos cuenta de las enormes diferencias que existen en su aspecto, acabaremos siendo conscientes de que las necesidades nutricionales caninas son muy diversas.

Este mismo razonamiento puede aplicarse a determinadas razas de perros, ya que con los nuevos estudios sobre nutrición canina se pone en evidencia que hay razas de perros que requieren una alimentación adaptada a sus necesidades, tanto por tener un metabolismo particular como para prevenir ciertas enfermedades que tienen propensión a padecer.

Afortunadamente, podemos dar una respuesta nutricional a ciertas sensibilidades como la digestiva y la dermatológica, la tendencia al sobrepeso y los cálculos urinarios, entre muchas otras.

En cuanto a la sensibilidad digestiva, a la que tienen cierta tendencia algunas razas como el Pastor Alemán, el Dogo Alemán o el Bulldog Inglés, en los alimentos formulados para ellos se pone mucho cuidado en que resulten altamente digestibles, con un aporte óptimo de fibras, como los fructo-oligosacáridos (FOS) y manano-oligosacáridos (MOS), que favorecen el equilibrio de la flora digestiva y favorecen las defensas a nivel intestinal.

Respecto a las sensibilidades dermatológicas, las razas que pueden tener predisposición, entre ellas el Carlino, el Westie o el Bulldog Francés. Para incidir sobre este aspecto, se adapta el aporte de EPA y DHA, ácidos grasos omega 3 conocidos por efecto modulador de la inflamación, signo común en las dermatitis.

Para luchar contra la tendencia a desarrollar mucho sarro, especialmente en razas que con frecuencia no tienen bien alineados los dientes, como las braquicéfalas, o por la conformación de la mandíbula, como el Yorkshire y el Shih Tzu, los alimentos especiales para ellos cuentan con una croqueta específica con una textura adaptada para favorecer un efecto cepillado y contienen polifosfatos para favorecer la higiene dental y frenar la formación de sarro.

La tendencia a aumentar de peso también puede afectar a unas razas concretas, por ejemplo, el Labrador Retriever, el Golden Retriever, el Rottweiler y el Cocker. Por ello, los alimentos formulados para ellas tienen una densidad energética moderada, que permite administrar una ración perfectamente equilibrada pero con gran capacidad de saciar.

La tendencia a la formación de cálculos urinarios es típica de dos razas, el Dálmata y el Schnauzer Miniatura, si bien los motivos son diferentes en cada una de ellas. Así, el alimento formulado para el Dálmata evita el exceso de fuentes de purinas y el del Schnauzer influye sobre la dilución de la orina.

Si tienes un Beagle, un Bóxer, un Bulldog Francés, un Bulldog Inglés, un Caniche, un Carlino, un Cavalier King Charles, un Chihuahua, un Cocker, un Dálmata, un Dogo Alemán, un Golden Retriever, un Jack Russell Terrier, un Labrador Retriever, un Maltés, un Pastor Alemán, un Rottweiler, un Schnauzer Miniatura, un Setter, un Shih Tzu, un Teckel, un West Highland White Terrier o un Yorkshire Terrier, ten en cuenta que Royal Canin ha formulado alimentos especiales para ellos, en algunos casos también para cachorros.