Beneficios de convivir con un perro

beneficios-de-convivir-con-un-perro

No sólo son los propietarios quienes proclaman las innumerables razones para tener un perro, también son muchos los estudios que se han realizado en las últimas décadas sobre la compatibilidad entre el ser humano y el perro.

Una de las entidades pioneras en este campo es Waltham Center for Pet Nutrition (Centro Waltham para la Nutrición de la Mascota), con sede en Leicestershire, Reino Unido, que acumula una actividad que ya supera el medio siglo.

También hay un gran número de universidades de todo el mundo que han realizado algún tipo de estudio al respecto y en todos ellos se concluye que los beneficios de los animales para el hombre afectan tanto a la salud del cuerpo como a la de la mente.

Beneficios de tener un perro sobre la salud del cuerpo

Algunos beneficios de tener un perro son muy fáciles de identificar, por ejemplo, que mejora el estado de forma de su propietario al tener que dedicarle tiempo para pasear, pero otros pueden pasar más inadvertidos, como la influencia que tiene sobre el sistema inmunitario y el funcionamiento del corazón.

Tener un perro mejora la salud de nuestro cuerpo…

  • Porque mejora nuestra forma física por el simple hecho de sacarlo a pasear.
    • Hay que tener en cuenta que la recomendación de ejercicio diario para combatir el sedentarismo propio de nuestra cultura es de al menos treinta minutos caminando, lo que se consigue fácilmente al tener un perro en casa.
    • Este aumento de ejercicio de los propietarios de perros hace que el sobrepeso sea significativamente menor en quienes tienen perro frente a quienes no lo tienen y tampoco son extraños los casos en que el perro supone un aliciente para hacer ejercicio adicional, como buscar la oportunidad de salir al campo más a menudo o al parque durante el tiempo libre, incluso a la hora de practicar ciertos deportes, como correr.
  • Porque tiene una función preventiva de gran valor al aumentar la actividad del sistema inmunitario, lo que nos hace más resistentes ante posibles enfermedades y reduce la sensibilidad a los agentes que producen alergias.
  • Porque disminuye el riesgo de sufrir un ataque al corazón y otras enfermedades cardiovasculares.
    • Esto se debe a que el simple contacto físico reduce la presión arterial sistólica y los niveles de colesterol y triglicéridos.
    • Además, se ha comprobado que quienes tienen perro y sufren un ataque al corazón tienen mayor tasa de supervivencia frente a quienes no tienen perro.

Beneficios de tener un perro sobre la salud de la mente

Dada la interrelación que existe entre el cuerpo y la mente, es fácil concluir que nuestra salud mental también mejora al tener un perro. Ya hemos visto que sólo con acariciarlo el funcionamiento de nuestro corazón mejora, pero es que también ayuda a relajarnos, a estar más alegres y a relacionarnos con otras personas.

Tener un perro mejora la salud de nuestra mente…

  • Porque acariciarlo reduce el estrés.
    • Además, un estudio realizado en 2002 en la Universidad Estatal de Nueva York, en Estados Unidos, concluye que la gente sufre menos estrés al realizar una tarea estresante cuando sus perros están con ellos que cuando está alguna persona cercana a su entorno.
  • Porque reduce el riesgo de sufrir una depresión y si se cae en un estado depresivo puede ayudar a mejorar más rápidamente.
    • Cuidar de un perro desvía la atención de las preocupaciones personales al tener que estar pendientes de las necesidades del perro, como horarios de comida y paseos; por no hablar del cariño incondicional que da el perro y el soporte que esto supone.
    • También se ha comprobado que para algunos pacientes es más eficaz el contacto con su perro que la medicación antidepresiva porque la relación con su mascota aumenta la producción de oxitocina, que recibe el sobrenombre de “hormona del amor”.
  • Porque ayuda a relacionarnos con otras personas.
    • Está demostrado que los propietarios de perros suelen ser más extrovertidos, confían mucho más en otras personas y en general tienen la percepción de que los demás propietarios de mascotas son más amables, así que pasear por la calle con un perro fomenta las relaciones entre personas que no se conocen.
beneficios-de-tener-un-perro-interior

Beneficios de tener un perro para los niños y las personas mayores

Sin excepción, a todos nosotros puede beneficiarnos tener un perro, ya hemos visto sus beneficios; sin embargo, para los niños y las personas mayores puede ser todavía más beneficioso. No se puede establecer un listado sobre perros para niños o perros para abuelos porque depende de muchos factores, pero sí que dan compañía y aumentan la autoestima, entre otras cosas.

Tener un perro es bueno para los niños…

  • Porque aumenta su resistencia inmunitaria.
    • Tanto es así que los niños que conviven con mascotas faltan a la escuela tres semanas menos cada año que quienes no las tienen.
    • Por otra parte, si un niño tiene contacto con varios tipos de animales domésticos, desarrolla menos alergias, lo que influye incluso cuando llega a la edad adulta.
  • Porque los cuidados de un perro pueden alentar a los niños a centrar su atención y a aprender a cuidar de él.
    • Esto supone un refuerzo en la educación de aquellos que tienen déficit de atención e hiperactividad, pero también supone un buen aprendizaje a la hora de compartir, de asumir responsabilidades y a comprender que los animales también tienen necesidades.
  • Porque mejora su capacidad lingüística mediante el desarrollo del hábito de hablar con el perro.
    • Esta es una de las razones por las que los niños tartamudos son más numerosos entre quienes no tienen mascota que entre quienes sí la tienen.
  • Porque los niños con problemas graves, tales como el autismo, interactúan mucho más cómodamente con las mascotas que con el resto del entorno.
    • Esto acaba generando una mejor relación de estos niños con todo lo que les rodea.
  • Esperamos haberte animado con estos argumentos y desees saber cuál es el mejor perro para un niño. En ese caso te recomendamos nuestra sección “Saber cuál es el perro adecuado para mí
  • En cambio, si todavía no sabes si el perro es la mejor mascota para un niño, es posible que nuestro artículo “Mascotas para niños” pueda despejar tus dudas.

Tener un perro es bueno para las personas mayores…

  • Porque aumenta el sentimiento de utilidad y su autoestima, muy en especial entre quienes viven solos: los cuidados del perro suponen un pilar para ellos y una gran compañía.
    • Ante el miedo de que les pase algo y que nadie se haga cargo de su perro, muchas las personas mayores no se animan a tener uno. Por ello, es muy conveniente que cuenten con el apoyo familiar.

Beneficios del perro para la sociedad

Los perros resultan especialmente beneficiosos para la sociedad en general porque pueden ser de gran utilidad en la terapia asistida con animales, para el rescate de personas tras una catástrofe, para detectar explosivos y como soporte de personas con discapacidades. Por si esto fuera poco, también pueden mejorar la calidad laboral en las empresas que permiten a sus empleados llevar a sus perros.

Terapia asistida con animales.

  • Este tratamiento surgió por casualidad en la consulta de un psiquiatra infantil, quien apreció diferencias significativas en uno de sus pacientes autistas cuando estaba su perro en la consulta. Desde entonces hasta la actualidad se han ido incorporando todo tipo de animales, como gatos, delfines y caballos.
  • La terapia asistida con animales también resulta eficaz para el manejo del dolor en los hospitales. Según un estudio de la Universidad de Loyola, en Sevilla, los pacientes que cuentan con este tipo de terapia mientras se recuperan de una cirugía necesitan menos de la mitad de medicamentos para el dolor.

Perros de trabajo.

  • Este es el caso de los perros de rescate tras una catástrofe, capaces de localizar personas bajo los escombros gracias a su fino olfato. El mismo sentido que les permite ser adiestrados para detectar drogas y explosivos, lo que supone una gran mejora de la seguridad ciudadana.
  • Aprovechamos para recordar que estos perros tienen una “vida laboral” limitada y que, cuando alcanzan una edad, son retirados, para lo que se necesitan nuevos propietarios que se encarguen de ellos. ¿Te animas?

Perros de ayuda especializada.

  • Este es el caso de los perros lazarillo, de los adiestrados para detectar en sus dueños crisis epilépticas o hipoglucémicas antes de que se produzcan y de los que son entrenados como apoyo de personas sordas, una función que mejora sustancialmente la autonomía de sus dueños.

En el trabajo.