Combatir el estrés a través de su alimentación

fdcgud

Lo ideal para un gato es que su territorio permanezca estable,aunque a veces esto no es posible y existen variaciones ineludibles que pueden producirle estrés.

Los viajes y los traslados a las residencias de verano son unas de estas circunstancias. Para nosotros significan el descanso y la desconexión de la rutina diaria, pero para los gatos, generalmente, suponen una situación estresante, como también lo son las mudanzas, las obras, la llegada de un bebé, etc.

Debemos saber que la alimentación también puede ayudarle a combatir ese estrés situacional.

Si ya tenemos planificadas unas vacaciones, u otro “acontecimiento estresante”, podemos anticiparnos y, unas semanas antes y siempre bajo prescripción veterinaria, empezar a alimentar a nuestro gato con un alimento específico para ayudar a afrontar las situaciones de estrés.

Uno de los componentes que ayudan a controlar el estrés es un derivado de la leche (alfa casocepina) que tiene un cierto efecto tranquilizante. Además, para combatir los síntomas digestivos y cutáneos que pueden presentar los gatos sometidos a estrés, los alimentos específicos que están indicados en estas situaciones incluyen una selección de nutrientes para reforzar la seguridad digestiva y favorecer la salud de la piel y el pelo.