Cómo encontrar mi primer gato

como-encontrar-mi-primer-gato

Las tres formas básicas de conseguir un gato ideal son la compra, el obsequio y la adopción.

De esto se desprende que los primeros pasos para conseguir un gato pasan por decidir si vamos a comprarlo, que sea un regalo o si queremos dar una segunda oportunidad a uno de los gatos en adopción que han recogido las protectoras de animales tras ser abandonados.

Compra

Comprar un gato es el método más común para quienes quieren conseguir un gato de raza pura, lo que a grandes rasgos determina su aspecto físico y su carácter. ¿Cómo comprar un gato? Las dos grandes vías para conseguir un gato de raza son los criadores y las tiendas de mascotas.

El criador

Existe un inmenso número de criadores de gatos responsables y expertos  que se preocupan no sólo por la belleza de sus ejemplares, sino también de que conserven el carácter correspondiente a la raza.

Los mejores criadores de gatos…

  • Entregan el animal adecuadamente identificado y con las pautas sanitarias correspondientes a la edad, por ejemplo, si es un gatito pequeño, con el microchip puesto y administradas las primeras vacunas, además de sus previas desparasitaciones.
  • Entregan un resguardo de registro para poder obtener su pedigrí y explican los pasos a seguir. Existe la posibilidad de que el comprador prescinda voluntariamente de este documento, lo que puede reducir el precio final del gatito. Otra cosa que puede influir en el coste de un gato es si se trata de una raza muy solicitada y con pocos criadores o si en su genealogía hay campeones de belleza.
  • Entregan un certificado de salud sellado por un veterinario, así como la correspondiente cartilla sanitaria, donde constan las vacunas que le han sido administradas y el número de identificación del microchip.
  • Entregan un contrato de compraventa donde figuren los datos de la mascota (con el mismo número de identificación que tenga en la cartilla) y las garantías ante posibles enfermedades hereditarias. También debe entregar la factura correspondiente; sólo así se podrá hacer alguna reclamación que requiera la intervención de las autoridades.
  • No tienen inconveniente en recibirnos en su casa o criadero y dejarnos ver a la camada al completo, incluso a los dos padres. En este caso nos resultará más fácil ver en qué condiciones ha sido criado el gatito, lo que redunda en su salud física y temperamental. Precisamente por el celo con el que crían estas personas, no debe extrañarnos ni molestarnos que nos hagan preguntas acerca de cómo va a vivir el gatito, ya que para ellos tiene suma importancia conocer el tipo de vida que llevará.

Tiendas de animales

Las tiendas especializadas de mascotas son un lugar perfecto para comprar un gato porque se trata de establecimientos a los que también podremos recurrir para comprar todo lo que necesitemos y recibir asesoramiento posterior sobre nuestra mascota. Asimismo, si hubiera algún problema, es más fácil poder hacer una reclamación.

Si esta es nuestra elección como vía para conseguir un gato debemos dar mucha importancia…

  • Al estado de las instalaciones y al trato que dan al gato. Un establecimiento sucio y descuidado puede ser un vector de transmisión de enfermedades y provocar estrés al animal. Por ello, la tienda debe estar limpia y las instalaciones para los animales deben contar con espacio suficiente para moverse. Todo esto, incluido si el gato puede estar en el escaparate, suele estar regulado por las autoridades competentes, así que es nuestra responsabilidad estar informados al respecto para saber si la tienda respeta la normativa.
  • A la procedencia del gato. Debemos asegurarnos de la procedencia de los animales y evitar los que procedan de criadores que no crían de forma responsable, muchas veces criadores intensivos. Hay ocasiones en que los gatos bebés llegan de criaderos extranjeros hacinados en los vehículos de transporte y sin haber recibido los cuidados mínimos en todo el trayecto, tales como comida y bebida. Por no hablar de los cuidados previos a su traslado, entre los que destacan un mal estado de las gatas reproductoras, un proceso de destete y socialización inadecuado, así como la falta de vacunación para reducir el riesgo de contraer determinadas enfermedades a una edad tan sensible.
  • A la disponibilidad de venta en tienda por catálogo. Este método consiste en que la tienda cuenta con un número de criadores de gatos que ponen a su disposición los gatitos que desean vender, de modo que el comprador potencial puede hacer una selección previa a través de fotografías y, si está interesado, el criador lleva al gatito a la tienda tras concertar una cita. Esta modalidad todavía no está muy extendida pero gana adeptos poco a poco porque reduce los gastos de la tienda, optimiza el tiempo del comprador y, lo que es más importante, porque el gatito no está en la tienda más que el tiempo estrictamente necesario.

Antes de comprar un gato por internet

En la actualidad, la forma más habitual de encontrar un criador de gatos es haciendo una búsqueda por internet, pero en este caso es aconsejable que no se haga ninguna reserva económica sin ver antes al animal, preferentemente en su entorno y con su madre y hermanos.

Comprar un gato nuevo habiendo visto sólo unas cuantas fotos y teniendo una descripción del vendedor entraña un gran riesgo, ya que finalmente pueden enviarnos un ejemplar distinto. No estamos diciendo que seguro vayamos a ser víctimas de un engaño, ya que hay mucha gente seria que ofrece sus gatitos en las plataformas online, pero sí que extrememos las precauciones y que, si es posible, vayamos a ver al animal antes de hacer efectiva la compra o la reserva.

En caso de que se trate de un criador de gatos de un país extranjero, tampoco está de más comprobar otras ventas y asegurarnos de que el envío –que supondrá un coste adicional– se hace con todas las garantías de seguridad.

como-encontrar-mi-primer-gato-interior

Regalo, sólo si se desea de verdad

El obsequio suele ser un método relativamente frecuente a la hora de conseguir una mascota y en su mayoría se trata de gatitos nacidos en casa de cruces fortuitos o de aquellos propietarios que siguen considerando que la reproducción es una parte fundamental en la vida de sus mascotas, lo que es rotundamente erróneo. Estos animales suelen entregarse a personas del entorno más inmediato, como familiares, amigos y vecinos.

Sabemos lo tentador que es poder conseguir un gatito a través de nuestro entorno más cercano, pero en este caso debemos valorarlo más, si cabe. La decisión siempre debe ser bien meditada y sopesando sinceramente los pros y los contras en su justa medida. No nos podemos permitir el lujo de hacer una elección impulsiva porque el riesgo de cometer un error es muy alto y el gran perjudicado será un animal que no tiene la culpa.

Para darle la dimensión que tiene, recordemos que la obtención de una mascota por esta vía es la que genera mayor número de abandonos en España. ¡Pensémoslo despacio y quedémonos con el gato sólo si estamos completamente seguros!

Antes de aceptar un gatito regalado…

  • Debemos asegurarnos de que permanece con la madre hasta que cumple las 8-10 semanas de edad. Este período es crucial para su salud y para su futuro equilibrio temperamental.
  • Como en el caso de una compra, también es más que recomendable que llegue a nuestra casa con la primera dosis de vacunas, dado que esto reduce el riesgo de que contraiga enfermedades.
  • Si queremos regalarlo a un ser querido, debemos estar seguros de que esta persona lo desea de verdad. Por ello, antes de hacerlo debemos conocer con exactitud cuáles son sus deseos. Incluso, dejar que esa persona sea quien lo elija directamente.

Adopción

La adopción de gatos es una de las vías para conseguir una mascota que cada vez va adquiriendo mayor auge debido a la sensibilización de la población en general sobre los terribles efectos del abandono. Ahora bien, ¿cómo adoptar un gato? ¿Lo recojo directamente de la calle o recurro a un refugio para gatos?

  • Adoptar un gato de la calle.
    • Los gatos que hay en la calle no siempre han sido abandonados, sino que puede que hayan nacido en estado silvestre y esa sea su forma de vida. De ser así, un gato asilvestrado se adaptará muy mal al cambio y, en muchas ocasiones, no será un gato sociable.
    • Aunque no es una garantía total, si un gato está esterilizado y además se deja tocar cuando le pones comida, incluso si busca el contacto físico cuando te acercas, lo más probable es que se trate de un gato abandonado.
    • Si te decides a adoptar a uno de estos gatos, no todo es tan fácil como recogerlo y llevarlo a casa. En caso de hacerlo así, casi seguro que él reaccionará con desconfianza. Por ello, primero acostúmbrale a tu contacto, después a comer dentro de un transportín y, sólo cuando esté familiarizado contigo, llevarle a un veterinario para que le haga un chequeo antes de introducirle en casa.
  • Adoptar un gato de refugio
    • Las protectoras de animales o refugios son las entidades donde se pueden encontrar gatos para adoptar. Por regla general recogen todo tipo de animales (aunque las hay especializadas y sólo se encargan de los gatos abandonados), no tienen ánimo de lucro y apenas cuentan con el apoyo institucional.
    • Requisitos para adoptar un gato en un refugio
      • Por lo general, los nuevos propietarios deben hacerse cargo de los gastos generados por el gatoa la protectora en concepto de rescate, alimentación y esterilización, pero esto en realidad supone un ingreso que les permite hacerse cargo de nuevos animales. Conscientes del esfuerzo que supone todo esto para las protectoras, Royal Canin cuenta con el  programa de colaboración “Prescripción Plus”.
      • En general se entregan con el compromiso de esterilizar al gatosi no lo está ya, pero como los requisitos para adoptar un gato dependen de cada asociación, lo mejor en consultar con aquella que más nos guste.
      • Tras haber decidido adoptar un gato llega el momento de saber cómo darle la bienvenida.