Cómo encontrar mi primer perro

como-encontrar-mi-primer-perro

Las tres formas principales de conseguir un perro son la compra, el obsequio y la adopción.

Por ello, uno de los primeros pasos para conseguir un perro es decidir si vamos a esperar que alguien conocido nos lo regale, si nuestro deseo es comprar un perro de raza o si preferimos la adopción de un perro en una protectora de animales.

Compra

Quienes buscan un perro de raza pura, ya sean perros de razas pequeñas, grandes o por unas características físicas concretas, por el temperamento o por ambos, suelen decantarse por comprarlo. Pero, ¿cómo comprar un perro? Como se puede hacer directamente a los criadores, en las tiendas de mascotas y buscando en los anuncios de venta de perros, es conveniente conocer las particularidades de cada posibilidad.

El criador

Para muchos criadores de perros son igual de importantes el carácter, la salud y la belleza de sus ejemplares, así que realizan una crianza especializada y responsable.

Los mejores criadores de perros…

  • Entregan al cachorro con un mínimo de 2 meses de edad, adecuadamente desparasitado, con las vacunas correspondientes a su edad e identificado con microchip.
  • Explican los pasos a seguir para poder obtener el pedigrí del cachorro y entregan el correspondiente resguardo de registro. Es posible que el comprador prescinda voluntariamente de este documento, lo que puede reducir el precio final del cachorro. También puede influir en el coste de un perro si en su genealogía hay campeones de belleza, si su crianza es difícil o si se trata de una raza de perro muy solicitada y con pocos criadores.
  • Entregan un certificado de salud sellado por un veterinario y la cartilla sanitaria, donde constan, entre otros datos, las vacunas que le han sido administradas y el número de identificación del microchip.
  • Entregan un contrato de compraventa donde figuran los datos de la mascota (que deben coincidir con los que aparecen en la cartilla sanitaria) y las garantías ante posibles enfermedades infectocontagiosas. No tiene por qué salir mal, pero en caso de que necesitáramos poner una reclamación, también sería adecuado contar con una factura de compraventa.
  • Reciben en su casa o criadero y nos dejan ver la camada al completo, incluso a los dos padres. De esta manera veremos en qué condiciones ha sido criado el cachorro, lo que repercute en su salud física y temperamental. Estos criadores desarrollan su actividad con mucho celo, así que se interesarán por conocer el tipo de vida que llevará el cachorro. Por ello, no debe extrañarnos que nos hagan preguntas personales.

Tiendas de animales

Un lugar perfecto para comprar un perro son las tiendas especializadas de animales, principalmente porque en estos establecimientos podemos adquirir todo aquello que necesita nuestra nueva mascota y recibir asesoramiento personalizado. Asimismo, sería más fácil poder reclamar si hubiera algún problema.

Si la vía que hemos elegido para conseguir un perro es esta, debemos dar mucha importancia…

  • Al trato que dan al perro y al estado de las instalaciones. Un local descuidado y sucio puede provocar estrés al animal y hacer de vector de transmisión de enfermedades. Por ello, el establecimiento debe estar limpio y las instalaciones para los animales deben tener espacio suficiente para moverse. Como todo esto, incluido si se puede exhibir al perro en el escaparate, suele estar regulado por las autoridades competentes, es nuestra responsabilidad estar informados y saber si la tienda respeta la normativa.
  • A la procedencia del perro. Siempre que sea posible, es conveniente conocer el origen de los animales, así podremos evitar los que proceden de criadores que no crían de forma responsable, muchas veces criadores intensivos. Todavía son numerosos los cachorros que, procedentes de criaderos extranjeros a precios muy bajos, llegan hacinados en los vehículos de transporte y sin haber recibido los cuidados mínimos en todo el trayecto, ni siquiera comida y bebida. Tristemente, estos cachorros tampoco han recibido los mejores cuidados previos a su traslado, como una buena alimentación de su madre o un correcto proceso de destete y socialización, ni la vacunación para prevenir enfermedades que pueden ser muy graves a una edad temprana.
  • A la venta en tienda por catálogo. Algunas tiendas cuentan con criadores de perros que ponen a su disposición los cachorros que desean vender, de modo que, tras una selección previa a través de fotografías por parte del comprador, el criador lleva al cachorro a la tienda tras concertar una cita. Esta forma de venta de perros todavía no está muy extendida pero poco a poco gana adeptos porque optimiza el tiempo del comprador, reduce los gastos de la tienda y, lo que es más importante, porque el cachorro está en el establecimiento el mínimo tiempo posible.

Antes de comprar un perro por internet

Hoy día, la forma más inmediata de encontrar un criador de perros es haciendo una búsqueda por internet. Como no sabemos quién está detrás del anuncio, es aconsejable no hacer ninguna reserva económica sin ver antes al animal, preferentemente en su entorno y con su madre y hermanos.

Es mejor no comprar un perro nuevo basándonos en unas pocas fotos y teniendo una descripción del vendedor porque existe el riesgo de que nos envíen un ejemplar distinto.

Por supuesto, hay mucha gente seria que ofrece sus cachorros en las plataformas online, así que no estamos diciendo que seguro vayamos a ser víctimas de un engaño, sino que debemos extremar las precauciones y que, si es posible, el anuncio sea sólo una forma de contactar y que luego hagamos el resto de trámites personalmente.

Si se trata de un criador de perros de un país extranjero, puede ser conveniente comprobar otras ventas y asegurarnos de que el envío –con su coste adicional– se hace con todas las garantías de seguridad.

como-encontrar-mi-primer-perro-interior-2

Regalar un cachorro, sólo si se desea de verdad

Son muchos los cachorros que nacen de cruces fortuitos, pero también son muy frecuentes los que nacen porque los propietarios de las hembras todavía creen que ellas deben tener al menos una camada. En estos casos, una vez que han nacido los cachorros llega el momento de buscar un hogar para ellos, para lo que se suele regalar un cachorro a las personas cercanas, como vecinos, compañeros de trabajo, amigos y familiares.

Obviamente, es muy tentador poder conseguir un cachorro a través de nuestro entorno más cercano, pero es en estos casos cuando debemos ser menos impulsivos en nuestra decisión y pensarlo más todavía. La decisión requiere meditarlo bien, teniendo claros los pros y los contras en su verdadera dimensión. El riesgo de cometer un error es muy alto, de ahí que no nos podamos permitir el lujo de hacer una elección impulsiva: el gran perjudicado será un animal que no tiene la culpa de nada.

Lamentablemente, la obtención de una mascota por esta vía es la que genera mayor número de abandonos en España, de ahí la importancia que tiene. ¡Merece la pena pensarlo!

Antes de aceptar un cachorro regalado…

  • Debemos convenir con el propietario de la madre que el cachorro permanecerá con ella hasta que cumpla las 8-10 semanas de edad. Este período, conocido como socialización, es crucial para su salud y para su futuro equilibrio temperamental.
  • Como si se tratara de una compra, también es más que recomendable que nos lo entreguen con la primera dosis de vacunas, dado que esto reduce el riesgo de que contraiga enfermedades. Obviamente, hay que acordar quien corre a cargo del coste veterinario que esto supone.
  • Si nuestra intención es regalarlo a un ser querido, debemos estar seguros de que esta persona lo desea de verdad. No debemos regalar un cachorro si no conocemos con exactitud los deseos de esa persona. Es más, lo mejor es dejar que sea ella quien lo elija directamente. Esto afecta exactamente igual a los cachorros que compramos para regalar.

Adopción

Gracias a la sensibilización de la población en general sobre los terribles efectos del abandono, la adopción de perros es la vía que cada vez más personas elijen para encontrar su perro ideal. Pero esto plantea ciertos interrogantes: ¿cómo adoptar un perro?, ¿lo recojo directamente de la calle?, ¿recurro a un refugio para perros?

Adoptar un perro de la calle.

  • Todos nosotros nos hemos cruzado alguna vez con perros abandonados. Frente a esta terrible experiencia, nunca debemos quedarnos de brazos cruzados, sino que, como mínimo, debemos avisar a las autoridades o a una protectora que sepa cómo actuar.
  • En cambio, si la decisión es adoptarlo, intentaremos acercarnos despacio a él, mejor si se acerca voluntariamente como respuesta a nuestra llamada o tras ofrecerle comida. Si ves que un perro abandonado desconfía y se aleja, intenta que no se sienta acosado si le sigues…, con ello sólo conseguirás que salga corriendo y le pierdas de vista. Siempre que sea posible, hay que acostumbrarle a nuestra presencia durante un tiempo, lo que se suele conseguir ofreciéndole comida durante varios días seguidos.
  • Por el contrario, si confía en ti y se deja poner una correa y meter en el coche, antes de llevarlo a casa es mejor que lo vea un veterinario para que, primero, compruebe si tiene microchip y, segundo, para que valore su estado de salud.

Adoptar un perro de refugio. Las protectoras de animales son los lugares donde se pueden encontrar perros para adoptar. Aunque las hay especializadas y sólo se encargan de los perros abandonados, por regla general recogen todo tipo mascotas. También es muy habitual que no tengan ánimo de lucro y que apenas cuenten con apoyo institucional.

  • Requisitos para adoptar un perro en un refugio:
    • Generalmente, no suelen pedir ninguna cantidad al nuevo propietario, a no ser que éste desee hacer una donación. Otras, en cambio, piden a los nuevos propietarios alguna colaboración económica para compensar los gastos generados por el rescate, la alimentación y la esterilización. De cualquier forma, esto en realidad supone un ingreso que les permite hacerse cargo de nuevos animales.
    • Conscientes del esfuerzo que supone todo esto para las protectoras, Royal Canin cuenta con el programa de colaboración “Prescripción Plus”.
    • Es habitual que entreguen al perro con el compromiso de esterilizarlosi no lo está ya, pero como los requisitos para adoptar un perro dependen de cada asociación, lo mejor en consultar.

Tras decidir adoptar un perro, desde la calle o a través de una protectora, llega el momento de saber cómo actuar con el perro nuevo. Nunca sobra estar informado.