Consecuencias de la obesidad en el perro

Consecuencias de la obesidad en el perro

Está demostrado que la obesidad deteriora la calidad de vida del perro y reduce su longevidad. De hecho hay una gran cantidad de afecciones y complicaciones que pueden asociarse a la obesidad.

Algunas de las consecuencias de la obesidad son:

  • Enfermedades osteoarticulares. El sobrepeso supone una sobrecarga en sus articulaciones que favorece el desarrollo de afecciones osteoarticulares. Además, el perro entra en un círculo vicioso del que es difícil salir: el dolor que provocan los trastornos articulares hace que el perro haga menos ejercicio, esto fomenta la obesidad, y como consecuencia se agravan los problemas osteoarticulares.
  • Intolerancia al esfuerzo y enfermedades cardiovasculares.
  • Trastornos cutáneos.
  • Mayor riesgo de cálculos urinarios e incontinencia.
  • Diabetes mellitus.
  • Disminución de las defensas.
  • Problemas de reproducción.
  • Algunos tumores.
  • Complicaciones quirúrgicas.
  • Dificultades para el manejo y exploración clínica.

Todo esto pone de manifiesto la gravedad de la obesidad y la necesidad de seguir el tratamiento adecuado, que será indicado por el veterinario. En él serán fundamentales tanto la dieta de adelgazamiento, administrada en las cantidades oportunas, como el ejercicio.

Asimismo, cuanto antes se instaure el tratamiento, más sencillo resultará y más beneficios aportará, aunque la mejor manera de luchar contra la obesidad es su prevención.