Consejos de adiestramiento para cachorros

cabecera-cachorro-consejos-adiestramiento

Educar al cachorro convenientemente es primordial para asegurarte una convivencia adecuada durante el resto de vuestras vidas. Habrá trucos que quieras enseñar a tu cachorro que le resulten muy fáciles de aprender y otros que serán más difíciles, pero seguro que si lo tratas con cariño y respeto, acaba aprendiendo lo que tú quieras.

Las pautas que debes seguir durante el desarrollo del cachorro para que tenga el comportamiento que deseas –por ejemplo, a hacer sus cosas fuera o cómo conseguir que duerma toda la noche– pasan por aplicar métodos firmes y mucha paciencia.

No desesperes porque todo lo que aprenda forma parte del bienestar del cachorro, al mismo nivel que su salud.

icono-educar-consejos-adiestramiento-cachorro

Cómo educar a un cachorro

La forma de adiestrar a un cachorro debe estar basada en los premios, nunca en los castigos. De esta manera, el cachorro aprende a obedecer con alegría y satisfacción, no por miedo.

Para que el aprendizaje del cachorro sea el más adecuado, debes considerar la importancia que tiene la socialización en su desarrollo cognitivo, las órdenes básicas que debe aprender, así como el uso de los premios y no de los castigos.

  • Cuándo empezar a adiestrar a un cachorro. El cachorro empieza a aprender en el momento mismo de su nacimiento, pero está más receptivo al aprendizaje durante una fase de su relación con el entorno, la socialización del cachorro, que va de la segunda a la séptima semana de vida. Durante este período, tu cachorro debe tener el mayor número posible de experiencias diferentes para que le resulte más fácil abordar todas las nuevas que tendrá en el futuro. Como son muchas cosas a tener en cuenta, seguro que te interesa ver nuestro vídeo “Cuándo empezar a educar a un perro.
  • Qué debe aprender un cachorro. Es muy importante que un perro aprenda a obedecer tus indicaciones si quieres tener una buena convivencia. No se trata de que realice trabajos complejos, sino que conozca órdenes básicas, como sentado, tumbado, ven y quieto. Pero antes debe conocer su nombre, al que responde mejor si es corto (un par de sílabas) y si tiene los sonidos /rr/ o /tr/. Por ejemplo, Roco y Truco.
  • Adiestramiento en positivo. Si tu cachorro hace algo que no deseas, nunca lo castigues por ello. Es mejor disuadirle distrayendo su atención y utilizar el adiestramiento en positivo.
  • Otros trucos para enseñar a un cachorro. Nada más llamativo que un perro tan obediente que sea capaz de realizar saltos, pedir por favor, hacer la croqueta, caminar en zigzag, saltar en brazos y hacer el gesto de arrepentido. ¿Se lo quieres enseñar a tu cachorro? Consulta nuestros vídeos de “Escuela de habilidades”, que están en Royal Canin TV.
icono-ensenar-pasear-correa-consejos-adiestramiento-cachorros

Cómo enseñar a un cachorro a pasear con correa

Una de las obligaciones que adquieres cuando convives con un perro es sacarlo de paseo todos los días. En el entorno urbano, es obligatorio que saques a pasear al cachorro atado y que sólo lo sueltes en lugares habilitados para ello.

¿Te parece mucho tener que sacarlo todos los días varias veces? No debería ser así si tienes en cuenta que el paseo ayuda a mantener el equilibrio emocional del perro y contribuye a su buen estado de forma. Además, durante sus salidas al exterior, es muy importante que lo lleves siempre con correa: esta es la mejor manera de asegurar que no le ocurra ningún percance mientras explora el mundo durante sus paseos.

Aclarados estos dos puntos, aquí tienes unos consejos prácticos para enseñar a pasear a tu cachorro:

  • Primero debe estar acostumbrado a llevar el collar, sólo después podrás ponerle la correa pero sin que note ninguna tensión, sin obligarle a ir en ninguna dirección.
  • Una vez que lo saques a la calle, al principio síguelo donde él quiera ir y poco a poco haz que se sitúe a uno de tus lados, preferentemente a la izquierda.
  • Sujeta la correa de forma suave y avanza a su paso para que el cachorro camine cerca de ti y la correa quede suelta.
  • Cuando te detengas, da un suave tirón para que se detenga también. Para atraer su atención puedes utilizar un premio o caricias.
  • Un detalle, nunca utilices la correa como un elemento de castigo, sino como algo que supone alegría y satisfacción.
icono-ensenar-hacer-necesidades-consejos-adiestramiento-cachorros

Cómo enseñar a un cachorro a hacer sus necesidades

Lo habitual es que el cachorro no pueda salir de casa hasta que haya acabado su vacunación, así que no tiene más remedio que hacer sus necesidades dentro. Habilita una zona que sea de fácil limpieza y pon algún material absorbente que puedas dejar para que le atraiga el olor.

Una vez puestas todas sus vacunas, el cachorro podrá salir de casa y aprender a hacer sus necesidades fuera. No son pocos los que aprenden solos, pero no está de más tener en cuenta estos puntos durante el proceso:

  • ¿Cuánto se tarda en enseñar a un cachorro a hacer sus necesidades? El tiempo que tarda en aprender está más relacionado con el control de su esfínter que con el aprendizaje propiamente dicho. Un cachorro de 2 meses de edad tiene menos capacidad de control que uno con mayor edad, así que muchas veces no es que no sepa, sino que no puede controlarlo.
  • ¿Cuál es la mejor forma de enseñar a un cachorro a hacer sus necesidades fuera?
    • Sácalo a pasear lo más a menudo posible, mejor cada dos horas durante el día (las salidas menos frecuentes ralentizan su aprendizaje). Puede parecer mucho, pero cuando son muy pequeños ese es el tiempo máximo que pueden aguantar.
    • Por regla general, el cachorro tiene el impulso de hacer sus necesidades un poco después de comer. Por ello, sácalo justo después de cada comida y espera a que haga sus cosas fuera para recompensarle.
    • También es frecuente que el cachorro haga sus necesidades después de despertarse. Por ello, también es útil sacarlo justo después de su descanso.
    • Durante el tiempo de aprendizaje, es adecuado que tenga en casa un lugar al que acudir, en el que debes colocar algún material absorbente para una higiene fácil. Si aun así lo hace en casa, no lo regañes, llévalo al lugar habilitado cuando le pilles in fraganti, prémialo si va espontáneamente y ten paciencia.

Juegos de cachorros

Uno de los comportamientos básicos del cachorro es el juego, con él aprende a relacionarse con sus hermanos y a desarrollar las habilidades que necesitará cuando crezca, como el impulso de cazar. Este comportamiento predador es el que lleva a tu cachorro a morder tus manos, igual que si fuera una presa.

Un cachorro muerde a sus hermanos jugando, una actitud natural y que no causa daño alguno entre sí pero que puede ser terrible para ti con esos dientes del cachorro tan finos y puntiagudos. Además, resultan mucho peores porque todavía no controla su fuerza.

El cachorro lo mordisquea todo porque con ello también desarrolla la fuerza de su mandíbula, aunque esto puede causar desperfectos serios en casa. En nuestro vídeo “Cómo evitar que el perro realice destrozos” tienes algunos consejos para remediarlo. Además:

  • No uses tus manos ni tus pies para jugar. Dado que el cachorro muerde jugando, tus manos pueden acabar destrozadas si las utilizas para jugar con él. También como forma de juego el cachorro muerde los pies.
  • Utiliza juguetes para perros. Sólo hay una manera para que el cachorro deje de mordisquearlo todo, tus pies y tus manos incluidos: pon a su disposición juguetes para perros, además, fomentarán el ejercicio, lo que ayuda a mantener a raya el sobrepeso. Los juguetes para perros más convencionales son las pelotas, pero hay juguetes interactivos para perros que son muy útiles.
icono-comunicacion-consejos-adiestramiento-cachorro

Comunicación con el cachorro

Un perro necesita intercambiar información con el entorno como parte fundamental de su supervivencia. En este proceso de intercambio de información intervienen todos los sentidos del cachorro, pero algunos tienen más importancia que otros. Si quieres tener la mejor comunicación con el cachorro debes saber cómo se comunica.

La importancia de los sentidos en la comunicación del perro

  • Para nosotros la vista es el sentido más importante, pero para el perro el sentido principal es el olfato, tanto es así que un perro puede distinguir el sexo y el tamaño de otro a través de las señales olfativas que deja con la orina.
  • Por supuesto, el lenguaje visual también es importante, por eso el movimiento de la cola, la posición de las orejas y en general las posturas de su cuerpo indican miedo, alegría, curiosidad, agresividad… ¿Quieres saber más sobre la forma de comunicarse del perro?, consulta nuestro artículo “El lenguaje canino”.
  • El oído es otro de los sentidos más importantes para el perro a la hora de comunicarse, por eso utilizan los ladridos cuando juega, al ponerse alerta, cuando saluda o simplemente para comunicarse en la distancia. Lamentablemente, hay perros que ladran mucho y sin control, lo que puede ser un problema. ¿Quieres saber qué hacer para que un cachorro deje de ladrar?, consulta nuestro artículo “Por qué ladran los perros, cuándo es un problema y cómo solucionarlo”.

Cómo utilizar los sentidos del perro para comunicarnos con él

  • El cachorro no entiende nuestro lenguaje, pero sí asocia rápidamente las palabras con los objetos. Por eso, mejor utiliza expresiones cortas como “a comer” en lugar de “Ven, que tengo tu comida preparada”.
  • El perro también identifica los sonidos fácilmente, así que cuando le premias con palabras lo importante es el tono que utilizas. Este principio es el que se pone en marcha cuando se utiliza el clicker como instrumento de enseñanza.
  • Cuando haces un gesto unido a una palabra el perro acaba asociando ese gesto con la acción. Por eso se ponen tan contentos al ver que coges su correa, no hace falta que le digas nada, él ya sabe que eso significa que salís de paseo.
icono-otros-habitos-consejos-adiestramiento-cachorros

Otros hábitos durante el crecimiento el cachorro

Llevar un cachorro nuevo a casa supone implantar rutinas nuevas en la familia, así que todos deben estar de acuerdo a la hora de respetar el descanso del cachorro, permitirle las mismas cosas, saber decirle que no y, uno de los mayores retos, cómo enseñarle a quedarse solo.

  • El descanso. Si se tiene en cuenta que un cachorro pasa gran parte del día y de la noche durmiendo, no es difícil que aprenda a no molestar durante la noche. No obstante, para conseguir que un cachorro duerma toda la noche debes mantenerlo muy activo durante el día; mejor si juegas con él un rato antes de acostarte.
    • Si te despierta durante la noche porque se pone a jugar o a lloriquear, no le prestes atención si no es imprescindible, ya que puedes fomentar involuntariamente ese comportamiento.
    • Si el cachorro no deja de llorar, tampoco se te ocurra darle algo de comer para que se calle o deje de molestar, también así fomentas que siga haciéndolo. Antes de hacer nada, espera a ver si se calla por sí mismo. Eso sí, asegúrate de que los lloriqueos no son signo de una enfermedad consultando con un veterinario.
  • Coherencia en las órdenes. El cachorro no puede interpretar los matices subjetivos por los que un día puede hacer una cosa y otro día no. Por ello, sé coherente con tus órdenes, lo que le prohíbas un día no debes tolerárselo al día siguiente, de ahí la importancia de que todos los miembros de la familia estén de acuerdo. El cachorro debe asociar el “no” a todas las prohibiciones, sean del tipo que sean, y basta con un tono categórico y firme.
  • Cómo enseñar a un cachorro a quedarse solo. Siempre que sea posible, procura evitar que tu cachorro se quede solo durante horas antes de los 4 o 5 meses de edad. Aprovecha los momentos de descanso del cachorro para acostumbrarle a quedarse solo y en las primeras ocasiones auséntate de forma breve, durante unos minutos. Aumenta el tiempo que está solo paulatinamente dejándole siempre algún juguete para entretenerse. No son pocos los perros que tienen dificultadas con esto, así que tienes más consejos en nuestro vídeo “Cómo habituar a un perro a quedarse solo”.
  • Hábitos alimentarios. No hay perro bien educado si no tiene disciplina con su dieta: un alimento adecuado a sus necesidades, horarios y lugares fijos, agua siempre disponible, etc., sobre lo que tienes más información en “Cómo alimentar al cachorro”. Sin embargo, aquí destacamos que dar suplementos para cachorros o parte de tu comida rompen el equilibrio nutricional aportado por su alimento completo especial para cachorros. Además, si este hábito es excesivo o regular, perjudicará su salud y favorecerá el aumento de peso y la petición de comida cuando estés sentado a la mesa, un hábito muy difícil de corregir.