¿Debo dar calcio a mi cachorro?

¿Debo dar calcio al cachorro?

Si el alimento del cachorro es de buena calidad y está formulado especialmente para su edad y tamaño, no solo no es necesario, sino que es perjudicial un aporte extra de calcio, ya que uno de los principales factores de riesgo para los perros en crecimiento es el desequilibrio entre el calcio y el fósforo.

Durante la fase de desarrollo, las necesidades de calcio dependen de la edad del cachorro y de su ritmo de crecimiento (es decir, del tamaño y peso estimados de adulto).

El aporte excesivo de calcio produce hipercalcitonemia, lo que interviene de manera directa en el desarrollo de ciertas patologías, como la osteocondrosis, el radio curvo y el síndrome de inestabilidad de las vértebras cervicales.

Antes de los 6 meses de edad, el cachorro es incapaz de protegerse de los excesos de calcio y absorbe de forma pasiva el 50 por ciento del total ingerido independientemente de su cantidad.

En general, hay que evitar los suplementos nutricionales si el animal está consumiendo un producto de alta calidad especialmente formulado para sus necesidades, ya que la adición de minerales desequilibrará al alimento y el cachorro puede sufrir trastornos en su crecimiento.

Recuerda, la ingesta inadecuada de calcio y fósforo daña el crecimiento óseo-esquelético y aumenta el riesgo de aparición de trastornos del crecimiento.