El cáncer y la quimioterapia en el perro

El cáncer y la quimioterapia en el perro

Con el aumento de la esperanza de vida del perro, la posibilidad de desarrollar un cáncer también es mayor. En ese caso, la quimioterapia es una opción para su tratamiento.

El cáncer en los animales se considera una enfermedad crónica, característica de los ejemplares mayores, que presenta múltiples posibilidades terapéuticas enfocadas a aumentar la calidad y la esperanza de vida del animal.

Una de esas opciones es la quimioterapia, es decir, la administración de fármacos antineoplásicos para controlar la enfermedad. La quimioterapia se puede administrar como tratamiento único(como en la leucemia o en el linfoma) o combinada con otros tratamientos, como la cirugía (por ejemplo, en los tumores de mama o cutáneos) y la radioterapia (como es el caso de algunos tumores inoperables).

La quimioterapia veterinaria apenas tiene efectos secundarios, precisamente porque su objetivo es proporcionar calidad de vida al paciente. Por eso, las dosis empleadas en el perro son poco tóxicas. Sin embargo, es cierto que pueden aparecer efectos adversos, como gastroenteritis leve, cistitis o descenso de las defensas, aunque son de poca relevancia y de fácil manejo.