El peso ideal del perro

El peso ideal del perro

Cuando un perro finaliza su período de crecimiento lo más normal es que tenga un peso muy cercano al que debería mantener el resto de su vida y que se suele denominar peso ideal.

Sin embargo, con frecuencia no todos los perros llegan a la edad adulta con su mejor peso y las razones son de lo más diverso.

Una de ellas es que, en caso de que dé a su perro un alimento comercial adaptado a sus necesidades, el propietario no mide la ración diaria, sino que llena el recipiente según su criterio, y además aporta otro tipo de alimentación adicional, incluso las sobras de la comida familiar, sin considerar la ración máxima recomendada por el fabricante del alimento.

Otro de los aspectos que influyen sobre el aumento del peso es la castración, medida que recomendamos desde Royal Canin si bien requiere el aporte de una alimentación especialmente formulada, ya que produce un cambio en el metabolismo que requiere una adaptación de la dieta.

Aunque pueda parecer sorprendente, otro de los aspectos que más influye en el aumento del peso es que el propietario, a la hora de elegir el mejor alimento para su perro, lo hace tratándolo como un miembro más de la familia. Así, la elección de su alimento y la cantidad de ración diaria se hacen con criterios más humanos que teniendo en cuenta las verdaderas necesidades del animal.

Por supuesto, el proceso de aumento del peso suele ser lento y progresivo, por lo que puede pasar inadvertido, pero nunca se debe dejar tanto que acabe siendo muy complicado tomar las medidas adecuadas para devolver al perro la silueta que debería tener.

Realmente, el primer paso a seguir sería llevar al perro al veterinario para que determinara qué sobrepeso tiene y que valorara las medidas que se deberían adoptar. No obstante, si el sobrepeso es muy pequeño, se puede empezar por reducir la ración diaria de su alimento habitual y aumentar el ejercicio, pero insistimos en que en casos extremos debe ser el veterinario quien supervise el proceso de pérdida de peso.

En cualquier caso, para determinar la mejor ración para tu perro debes tener en cuenta que influyen la genética, la edad, si está castrado y el estilo de vida. A este respecto, la genética influye en el temperamento, directamente vinculado con su grado de actividad natural (los perros de caza necesitan gran aporte de energía), el tipo de pelo y la cantidad de musculatura. También la edad influye porque un cachorro en pleno crecimiento necesita más alimento que un perro de edad avanzada. A su vez, la castración se debe tener en cuenta porque altera el metabolismo basal, por lo que el cuerpo necesita menos calorías para mantenerse en las mismas condiciones. Finalmente, influye el estilo de vida, ya que un perro que practica mucho ejercicio va a necesitar más alimento que otro que está prácticamente todo el día en casa sin salir.

Por último, debemos recordar que la ración diaria recomendada por el fabricante de un alimento para perros debe darse en al menos dos tomas, ya que esto no sólo facilita las digestiones sino que reduce la posibilidad de “picoteos” a lo largo del día.