El ronroneo

El ronroneo. Comportamiento GatoSi hay un sonido característico y único en los gatos ese es el ronroneo, que todo propietario de un gato lo ha percibido en algún momento. No obstante, este sonido tan peculiar no es exclusivo de esta especie doméstica, sino también está presente en otros felinos salvajes, como el guepardo o el serval.

Sin embargo, a pesar de ser una seña de identidad tan clara de los felinos, todavía hoy no se sabe con certeza cómo se produce ni qué funciones tiene. Aun así, vamos a ver qué se conoce hasta el momento.

  • ¿Qué es el ronroneo?

Algunos autores definen el ronroneo como un zumbido suave y continuo, exclusivo de los felinos (y de las jinetas), que se acompaña de una vibración palpable sobre el cuerpo del animal.

Otra característica del ronroneo es que varía rítmicamente con la respiración y parece ser más intenso y audible durante la inspiración.

En los gatitos el ronroneo aparece a los dos días de vida y va aumentando en intensidad a lo largo de las siguientes semanas, llegando a ser como el de los gatos adultos a los 5 meses de edad, aproximadamente.

  • ¿Cómo se produce?

A lo largo de los años se han descrito numerosas teorías acerca de los mecanismos que generan el ronroneo.

Una de las primeras, formulada en la década de 1960, fue la llamada teoría “hemodinámica”, según la cual el ronroneo se producía por el paso de la sangre por diferentes angulaciones de los grandes vasos sanguíneos del tórax. Sin embargo, posteriormente se comprobó que era errónea.

Posteriormente se pensó que eran las vibraciones del paladar blando las que daban lugar a este característico sonido, pero actualmente la teoría más aceptada es que se produce por la modulación del flujo de aire a su paso por la laringe. Así, mediante la contracción de los músculos laríngeos se produce un cierre parcial y repetitivo de la glotis que produce variaciones en la presión del aire que pasa por ella, dando lugar a esa vibración típica del ronroneo.

Por otro lado, las contracciones del diafragma durante la respiración harían que el sonido fuese más o menos continuo.

  • ¿Por qué ronronean los gatos?

Esta es, probablemente, una de las preguntas de más difícil respuesta en lo que se refiere al comportamiento de los felinos.

Se ha observado que los gatos pueden ronronear en prácticamente cualquier situación, desde momentos en que están a gusto y contentos hasta, incluso, poco antes de morir.

Algunos autores han equiparado el ronroneo con la sonrisa humana,en el sentido de que al igual que las personas pueden sonreír cuando están felices pero también cuando tienen miedo (risa nerviosa) o cuando quieren algo de alguien, los gatos tienden a ronronear más en situaciones similares. Quizá esta visión es muy antropomórfica, pero parece que se ajusta bastante a la realidad.

El hecho de que los gatos ronroneen en una situación tan desagradable o estresante como la muerte inminente se ha asociado a un estado de euforia, probablemente originado por la liberación de endorfinas (conocidas coloquialmente como las “moléculas de la felicidad”), pero se ha comprobado que se trata de un proceso que experimentan los enfermos terminales.

Según algunos conductistas, la función del ronroneo sería “informar” a otro individuo de que el animal que lo realiza no supone ninguna amenaza.

Por último, una teoría formulada recientemente hace referencia al papel curativo del ronroneo. Esta teoría se basa en que los gatos ronronean a una frecuencia entre 25 y 150 Hz y algunos autores han establecido que la utilización de sonidos con dichas frecuencias, especialmente las más bajas del rango, con fines terapéuticos se relaciona con un aumento de la densidad ósea, así como con una mejoría de la reparación de los tendones y en la curación de las heridas, entre otros.

El ronroneo sería, por tanto, como una especie de mecanismo curativo interno que permitiría al animal mantener la densidad de sus huesos y la funcionalidad de los tendones y los músculos durante los largos períodos de descanso que tienen estos fenomenales predadores. Por el momento, solo es una teoría y todavía queda mucho para poder demostrar esta capacidad del ronroneo.

PABLO HENRNÁNDEZ. ETÓLOGO VETERINARIO