Elige tu mascota con responsabilidad

Elige tu mascota con responsabilidad

Tener una mascota debería ser una de las elecciones más importantes de nuestra vida y, por ello, nunca debería hacerse de manera compulsiva, sin analizar minuciosamente todo lo que tiene de bueno, que es mucho, pero también sus inconvenientes.

Lo primero que deberíamos tener en cuenta es qué tipo de animal se adapta mejor a nuestros gustos y necesidades. Esto es fundamental, ya que si nos gustan los reptiles pero no podemos tener las instalaciones adecuadas para todas las fases de su desarrollo (algunas especies pueden crecer mucho), es mejor no adquirir un animal de estas características.

Lo mismo pasaría con los gatos y los perros, dos especies distintas entre sí que no siempre son elegidas según sus verdaderas cualidades, es decir, que muchos de nosotros elegimos a la mascota sin saber cómo son realmente ni qué necesitan, de modo que una vez en casa la realidad se impone y podemos darnos cuenta, tarde, de que no hemos elegido adecuadamente.

Por ello, si te gustan los perros pero no vas a tener tiempo suficiente para sacarlo a pasear, mejor elige un gato, por supuesto, si te gustan los gatos, ya que también sería un error gravísimo elegir un felino sin que sea una especie que te atraiga.

Tras tener claro qué especie preferimos, se deben tener en cuenta otras características del animal, como el tipo de pelo (el pelo largo requiere más cuidados), la edad y el sexo, por ejemplo. Si quieres saber cómo hacer una elección adecuada y lo más responsable posible, no dejes de consultar nuestra nueva sección Mi primera mascota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *