Es un error mezclar distintos alimentos

¿Se pueden mezclar distintos alimentos en la dieta del gato?La alimentación más adecuada para un gato es aquella que está formulada teniendo en cuenta sus necesidades nutricionales, que están determinadas por la edad, la condición física y la condición fisiológica, incluso por la raza.

Por ello, existen alimentos para gatos lactantes, para la fase del destete, para la edad adulta y para la madurez. Asimismo, se han formulado alimentos para gatos con tendencia al sobrepeso o que tienen un apetito exigente, así como un nutrido grupo de alimentos especiales para los gatos esterilizados, cuyo metabolismo cambia tras la intervención.

Por otra parte, hay alimentos especiales para determinadas razas de gatos, cuyas características comunes dejan patente que su alimentación debe estar aún más “personalizada”.

Como es lógico, para desarrollar un alimento lo más adaptado posible a las necesidades nutricionales de cada gato, se hacen estudios muy rigurosos, de modo que el resultado es un alimento equilibrado y que satisface las necesidades nutricionales del gato al que está destinado, siempre que se respeten los consejos de administración, entre los que está la ración total recomendada.

Por todo esto, cualquier cambio en la administración de este alimento, ya sea porque se añade comida casera o porque se mezcla con otro alimento, aunque también sea de calidad, altera la dieta que recibe el gato y en ningún caso se consigue un efecto intermedio, sino que el resultado es un desequilibrio nutricional.

En definitiva, el contenido nutricional de cada alimento está pensado para cada necesidad y para una ración concreta, de modo que al unir dos alimentos la cantidad de cada uno de ellos no es la adecuada y por tanto la dieta se desequilibra.

Mezclar diferentes alimentos es uno de los malos hábitos alimentarios más comunes, pero no es el único. ¿Quieres conocer algunos de ellos? Te recomendamos ver este vídeo.