Cinco signos de que tu gato podría estar estresado

Si se porta mal, se ha vuelto competitivo, su entorno ha sido alterado recientemente, se esconde y no lo encuentras a menudo o no orina donde le corresponde, puede que sufra estrés. Consulta a tu veterinario.

< Volver

¿Con ganas de ver más? No te pierdas los siguientes canales