Higiene dental

Higiene dental. Afecciones bucales

Para nosotros, es imposible imaginar no lavarnos nunca los dientes, pero, si pensamos en nuestros perros, ¿realmente cuidamos su higiene dental?

La higiene oral correcta reduce el riesgo de afecciones bucales, como la enfermedad periodontal, que además de afectar a los dientes y las estructuras que lo sujetan, puede extenderse a otros órganos, por ejemplo, los riñones, el corazón o el hígado.

El cepillado diario es el método más eficaz para prevenir el desarrollo de la placa dental y la formación de sarro, pero esto solo se puede conseguir en el perro si está acostumbrado desde que es cachorro, está asociado a refuerzos positivos y se convierte en otra rutina más de su vida diaria.

Cuando esto no es posible, podemos recurrir a los alimentos y barritas con efecto dental. Son productos formulados especialmente para facilitar la higiene oral, ya que tienen una forma, un tamaño y una textura específicos para promover la masticación. Gracias a sus características consiguen un efecto mecánico de cepillado y, al mismo tiempo, incluyen una serie de ingredientes activos frente al sarro y la placa dental.

Cualquiera que sea el método por el que optemos, lo importante es mantenerlo en el tiempo de forma constante e incorporarlo a los cuidados diarios.