La importancia de la vacunación en el gato

La importancia de la vacunación en el gato | Royal Canin

Las vacunas siguen siendo la mejor medida para la prevención de muchas enfermedades en los gatos.

En general, a partir de las 8 semanas los gatitos comienzan su plan de vacunación, que suele incluir vacunas frente calicivirus, herpesvirus y panleucopenia (vacuna trivalente), así como  frente a la leucemia felina. Algunos veterinarios también recomiendan vacunar de peritonitis infecciosa felina (PIF) y en determinadas circunstancias de rabia.

Sin embargo, no es suficiente quedarse con estas primeras dosis, sino que es  importante continuar haciendo revacunaciones en el gato adulto, tanto por su propia salud como por controlar las enfermedades y mantener saludable toda la población.

Hay que tener en cuenta que aunque el gato no salga de casa, existe el riesgo de contagio de algunas enfermedades. Asimismo, si tiene acceso al exterior, viaja o pasa algún tiempo en residencias, estará mucho más expuesto.

En cualquier caso, es el veterinario quien debe establecer el programa de vacunación  adecuado a cada gato, determinando  el tipo de vacuna y la frecuencia de administración en función de la edad, estilo de vida, localización, etc.