Juntos contra el abandono

Juntos contra el abandono. Vídeo campaña  "Piénsatelo" Una de las experiencias más extraordinarias que podemos tener en nuestra vida es convivir con una mascota. Ver cómo se desarrolla un gatito o un cachorro, dar una segunda oportunidad a un animal adulto con su adopción a través de una protectora puede aportarnos infinidad de beneficios, independientemente de la edad que tengamos, ya que se trate de una persona mayor, un adulto o un niño.

Es obvio que tener en casa una mascota es un placer, no sólo nos hará compañía y nos colmará de cariño, sino que también nos permitirá afrontar esos momentos malos que seguro tendremos en alguna ocasión. De hecho, tal es importancia que tiene la mascota para nosotros que debería ser una de las decisiones fundamentales de nuestra vida.

Por esta relevancia, es fundamental estar seguros de que estamos preparados para asumir una responsabilidad que durará toda la vida del animal y, después, analizar las características de la mascota que deseamos, porque no es lo mismo un gato que un perro, ni un gato de pelo corto que otro de pelo largo, etc.

En lo que respecta al gato, hoy día se trata de la mascota más popular en el mundo porque, al no tener la necesidad natural de sacarlo de paseo, su tenencia resulta más adecuada para los propietarios que tienen poco tiempo libre, a lo que contribuye su carácter tranquilo, sus suaves modales y su gran adaptabilidad a los espacios pequeños.

En cuanto al perro, se trata de un animal tan sociable que realmente es feliz viviendo dentro del hogar, como uno más de la familia. Esto no significa que pueda estar sin salir, todo lo contrario, ya que el paseo diario es una obligación a tener en cuenta a la hora de elegir un perro. ¿Que esto mejoraría nuestro estado de forma? Por supuesto, pero es un tiempo diario que debemos dedicare, así que hay que tenerlo muy presente.