Nueve consejos navideños para tu mascota

Nueve consejos navideños para tu mascota

Durante estas fechas, nos gusten o no, nuestros hábitos cambian: visitas de familiares, comidas más copiosas y menos controladas, cambios de horarios, etc.

Lógicamente, estos cambios también afectan a nuestras mascotas, en muchas ocasiones para mal. Por ello, aquí te damos unos consejos para que las fiestas navideñas no supongan un perjuicio para tu mascota.

  • Mantén a tu gato o perro alejado de tus comidas, no solo porque su contenido no es el adecuado para sus necesidades, sino porque pueden producirle desde una simple indigestión, hasta vómitos y diarreas, incluso una gastroenteritis, con su correspondiente visita al veterinario.
  • Algunos alimentos están prohibidos porque pueden producir daños en las encías o en el aparato digestivo. ¿Qué está prohibido para nuestra mascota?, trozos de huesos punzantes, así como los restos de mariscos y pescados, ya que pueden ocasionar daños físicos.
  • El chocolate es otro de los alimentos que debemos mantener alejado de nuestras mascotas; recuerda que si lo toman en grandes cantidades, puede ser tóxico para ellas.
  • Si los malos hábitos alimenticios se mantienen, pueden aparecer problemas muy graves, como la diabetes, las disfunciones renales y la obesidad.
  • Durante las fiestas navideñas el mejor alimento para nuestra mascota sigue siendo el habitual y si deseas darle un “capricho”, que esté adaptado a sus necesidades nutricionales. ¿Qué tal una suculenta lata de alimento húmedo?
  • Los gatos son especialmente sensibles a los cambios en su entorno, así que además de todos los cuidados alimentarios a los que nos hemos referido, hay que añadir el respeto a su tranquilidad. Por ello, durante las visitas, en las que pueden no faltar las voces, las risas y la música alta, déjale que pueda esconderse si así lo quiere y no dejes que lo molesten, tampoco los niños, por mucho que estos insistan.
  • Por lo general, los perros reciben con agrado a las visitas, aunque es posible que se pongan algo nerviosos. Es bueno que tú le dejes recibir a la gente de manera normal, pero si se pone muy nervioso, quizá sea mejor mantenerlo encerrado mientras recibes a las visitas y cuando todo el mundo esté más tranquilo, dejarle salir para que él haga lo propio.
  • Si tu perro tiene miedo a los petardos, estas fechas no son las más adecuadas para soltarlo. Como no sabemos cuándo puede oírse un petardazo, aunque sea lejano, mejor prevenir su posible huida descontrolada.
  • Durante la Navidad prácticamente todo el mundo cambia sus rutinas, pero cuanto menos afecte a tu mascota, mejor. Por ello, en la medida de lo posible mantén sus horarios de alimentación y paseos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *