Pautas alimentarias

Pautas alimentarias para el gato - Por una nutrición completa

Si el alimento es de buena calidad, es un alimento completo y, por tanto, debe ser lo único que hay que administrar. Por ello, no es necesario, e incluso puede ser perjudicial, ningún tipo de suplemento.

El gato en estado salvaje es capaz de autorregular su consumo energético y mantenerse en su peso ideal, pero el gato casero, que no necesita cazar y lleva un estilo de vida más sedentario, si además consume alimentos de elevada palatabilidad, puede perder esta capacidad de autorregulación. Por ello, es preferible administrarle la ración diaria, repartida en dos o tres tomas, sin retirar el alimento, ya que suelen ingerir pequeñas cantidades de comida a lo largo de todo el día, incluida la noche.

El fabricante generalmente recomienda la cantidad diaria y el modo de administración, pero se debe tener en cuenta que algunos gatos pueden necesitar un reajuste individual según la evolución de su peso y sus circunstancias (actividad, acceso al exterior…). Por eso, ante cualquier duda hay que recurrir al veterinario, quien ofrecerá todo tipo de información para adaptar el alimento de la mejor forma posible al gato en cuestión.

Por último, hay que recordar que siempre se debe dejar agua fresca a su disposición.