Picores y rascado

Picores y rascado - El veterinario será capaz de saber por qué se rasca

El rascado es un comportamiento normal del perro, como de otros animales, pero puede llegar a convertirse en un problema cuando la necesidad de rascarse se vuelve insoportable o demasiado frecuente.

En los libros técnicos el picor recibe el nombre de prurito, algo que pueden producir muchos factores y no siempre son fáciles de identificar. Las causas principales son los parásitos externos, como las pulgas,las infecciones y las alergias, por ejemplo al alimento, a los ácaros del polvo o a una combinación de todas ellas.

Únicamente el veterinario puede ser capaz de averiguar por qué se rasca nuestro perro y cómo aliviarle. Este proceso requiere tiempo y muy probablemente pruebas adicionales. Por ejemplo, puede prescribir una dieta hipoalergénica como único alimento durante varias semanas, para confirmar o descartar una reacción adversa al alimento.

Otras veces, algunos perros se rascan más de lo normal sin que exista una enfermedad concreta que provoque el picor. En estos casos,ciertos alimentos específicos, que incorporan combinaciones especiales de nutrientes, pueden ser muy beneficiosos para la piel y reducir esos picores.

Para evitar que el perro sufra la incomodidad del picor hay que proporcionarle un alimento completo y equilibrado que se adapte a sus necesidades, así como seguir el programa antiparasitario preventivo que nos indique el veterinario. Por último, no debemos dudar en consultar si nos parece que el picor empieza a estar fuera de control.