Razas de gatos de pelo corto y su alimento específico

Los estudios y la investigación han puesto de manifiesto que algunas razas felinas presentan sensibilidades propias que pueden ser atendidas con un alimento especial para cada una de ellas. Un paso más en la especialización nutricional para los gatos.

Las características de las razas felinas que determinan una nutrición adaptada son muy diversas, desde el tamaño a la tendencia a aumentar de peso, pasando por el cuidado de la piel y el pelo, sea largo o corto, entre otras.

Con el fin de ser más concretos, en este artículo nos vamos a acercar a las razas de gato que tienen el pelo corto –o no tienen pelo– y su una alimentación adaptada de forma específica.

Por supuesto que hay gatos de pelo corto que no son de raza, o que no disponen de un alimento de raza. En estos casos su alimentación debe atender aspectos como la edad, el estado o el tipo de vida  y recomendamos nuestro Buscador nutricional para encontrar el alimento más adecuado para él.

En cuanto a las razas de pelo corto con una alimentación adaptada destacan el British Shorthair, el Siamés y el Sphynx, así que si tienes un gato de alguna de estas tres razas, este artículo te interesa.

  • ¿Por qué ofrecer un alimento específico de raza al British Shorthair? Estamos ante una raza corpulenta y algo rechoncha, con tendencia a aumentar de peso. Por ello, un alimento rico en L-carnitina ayuda al metabolismo de las grasas. También su porte fuerte y robusto puede someter a estrés a sus articulaciones, por lo que el alimento British Shorthair contribuye a la salud de los huesos y las articulaciones, al tiempo que ayuda a mantener la masa muscular.
    La croqueta, que está adaptada a las características de su mandíbula maciza, le facilita la prensión y estimula la masticación (que influye, a su vez, en la higiene oral). Además, el alimento especial para el British Shorthair está enriquecido con taurina, EPA y DHA para mantener la salud cardiovascular y su fórmula ayuda al mantenimiento de la salud urinaria.
    El alimento British Shorthair Adult, de Royal Canin, está formulado para gatos a partir de los 12 meses edad y hace un tándem perfecto combinado con British Shorthair húmedo.
  • ¿Por qué ofrecer un alimento específico de raza al Siamés? Se trata de una de las razas felinas más esbeltas, una figura que necesita un aporte adecuado de proteínas para mantener su musculatura y de L-carnitina para ayudar al metabolismo de las grasas. Esto se ha tenido en cuenta en el desarrollo de un alimento adaptado a las particularidades del Siamés, así como la incorporación de prebióticos para mantener el equilibrio de la flora intestinal y proteínas de alta digestibilidad (LIP). La combinación de prebióticos y proteínas con una digestibilidad superior al 90 por ciento favorece la óptima tolerancia digestiva.
    Además, tiene una combinación exclusiva de aminoácidos, vitaminas y ácidos grasos específicos que ayuda a mantener el salud de la piel y el pelo. Su fórmula también ayuda al mantenimiento de la salud urinaria, tan a tener en cuenta a la hora de desarrollar un alimento para gatos.
    El alimento Siamese, de Royal Canin, está formulado para gatos a partir de los 12 meses de edad y la forma, tamaño y textura de su croqueta son los más adecuados para su mandíbula.
  • ¿Por qué ofrecer un alimento específico de raza al Sphynx? Una de sus características especiales, la ausencia de pelo, hace que el Sphynx requiera un cuidado específico para su piel, bastante vulnerable. Esto se consigue con un complejo sinérgico de nutrientes que ayuda a reforzar su función barrera. Además al carecer de la protección de un pelaje sus necesidades energéticas son más elevadas para mantener su temperatura corporal, por lo que su alimento proporciona un mayor aporte calórico.
    La salud cardíaca es otro factor a tener en cuenta, por ello, el alimento especial para el Sphynx tiene una fórmula enriquecida con taurina, EPA y DHA.
    Finalmente, también se tiene en cuenta la salud urinaria a la hora de desarrollar el alimento Sphynx, de Royal Canin, adecuado para gatos a partir de los 12 meses de edad. Lo mismo que sucede con las características de su croqueta, adaptadas a la mandíbula de esta raza tan particular.