Razas de perros grandes y gigantes con una alimentación específica

Perros grandes y gigantes - Nutrición caninaLos estudios sobre la alimentación canina hace ya tiempo que pusieron de manifiesto que los perros necesitan una alimentación adaptada tanto por su edad como por su tamaño, de modo que un perro miniatura no debe tomar el mismo alimento que uno gigante, ni un cachorro lo mismo que un adulto.

En cambio, la investigación sobre nutrición canina no para de aportar información relevante a la hora de desarrollar nuevos alimentos. Ese es el caso de los estudios que determinan la existencia de sensibilidades especiales en algunas razas que pueden ser atendidas con un alimento adaptado.

La finalidad de estos alimentos es facilitar una respuesta nutricional específica a una particularidad concreta en una raza. Ese sería el caso de la tendencia a aumentar de peso o a la de padecer determinadas enfermedades, también de la presencia de sensibilidad digestiva, de sus articulaciones o de la piel, por citar algunas.

Como son más de veinte las razas de todos los tamaños con una respuesta nutricional específica y ya nos hemos ocupado de las razas pequeñas y medianas, en este artículo vamos a hablar de las razas de perro de tamaño grande y gigante con una alimentación adaptada.

Para proporcionar un alimento específico desde la fase de crecimiento, algunas de estas razas cuentan con programas nutricionales adaptados tanto para adultos como para cachorros, por ejemplo, Bóxer, Dálmata, Golden Retriever y Rottweiler.

También forman parte de este grupo el Pastor Alemán y el Labrador Retriever, de los que nos vamos a ocupar más detalladamente.

Respecto a los alimentos especiales para el Pastor Alemán, sus fórmulas contribuyen al buen funcionamiento del sistema digestivo gracias a las proteínas LIP y a una selección de fibras específicas para limitar la fermentación intestinal y favorecer el equilibrio de la flora intestinal. Los alimentos adaptados a las necesidades del Pastor Alemán también contribuyen a la salud de los huesos y de las articulaciones, al tiempo que ayudan a mantener el peso ideal. Como están enriquecidos con ácidos grasos EPA y DHA, ayudan a mantener una piel y un pelaje sanos, a lo que no es ajeno un complejo exclusivo que ayuda a la piel en su función barrera.

En cuanto las necesidades que atienden los alimentos desarrollados para el Labrador Retriever, la principal es su gran tendencia al sobrepeso, por lo que su contenido de calorías está adaptado. Asimismo, cuentan con un complejo exclusivo que ayuda a la función barrera de la piel, así como con aceite de borraja y ácidos grasos EPA y DHA para que su piel y su pelaje se mantengan sanos. Debido a la talla de esta raza, los alimentos especiales para el Labrador Retriever también contribuyen a la salud de sus huesos y articulaciones. Como los perros de esta raza tienen unas muy particulares necesidades nutricionales cuando son esterilizados, Royal Canin ha formulado el alimento Labrador Retriever Sterilised, cuya fórmula está enriquecida con L-carnitina, reduce el contenido de grasa y aumenta el de las proteínas, además de contar con fibras que favorecen la sensación de saciedad.

Otras razas caninas grandes y gigantes con sensibilidades especiales cuentan también con un alimento adaptado como en el caso del Dogo Alemán.

Además de la fórmula, en el desarrollo de todos estos alimentos también se han tenido en cuenta las características fisiológicas de las mandíbulas de cada raza, así que las croquetas están adaptadas en forma, tamaño y textura según cada una.

Es evidente que los alimentos adaptados a las razas caninas no paran de evolucionar y que están concebidos y formulados teniendo en cuenta hasta la más mínima de las necesidades de estas razas.