Razas de perros pequeños y medianos con una alimentación específica

La investigación sobre la alimentación canina puso de manifiesto hace ya tiempo que los perros necesitan una alimentación adaptada tanto por su edad como por su tamaño, con lo que un perro gigante no puede tomar la misma alimentación que uno miniatura.

Sin embargo, los estudios sobre nutrición canina no paran de aportar información valiosísima a la hora de desarrollar nuevos alimentos. Este es el caso de los estudios que avalan la existencia de sensibilidades especiales en algunas razas que pueden ser atendidas con un alimento adaptado.

El objetivo de estos alimentos es proporcionar una respuesta nutricional específica a una particularidad concreta en una raza, como la tendencia a padecer determinadas enfermedades o la de aumentar de peso, así como la presencia de sensibilidad digestiva, de la piel o de sus articulaciones, entre otras muchas.

Dado que son más de veinte las razas de todos los tamaños con una respuesta nutricional específica, en este artículo vamos a hablar de algunas razas de perro de tamaño pequeño y mediano con una alimentación adaptada.

Para ofrecer un alimento específico desde la fase de crecimiento, algunas de estas razas cuentan con programas nutricionales adaptados para cachorros, por ejemplo, Bulldog Inglés, Jack Russell Terrier, Cocker, Carlino, Shih-Tzu y Schnauzer, sobre cuyos alimentos para cachorros y adultos tienes más información en nuestra sección Breed Health Nutrition.

También forman parte de este grupo el Bulldog Francés, el Chihuahua y el Yorkshire Terrier, cuyos alimentos vamos a ver al detalle.

En cuanto a los alimentos especiales para el Bulldog Francés, sus fórmulas contribuyen al equilibrio de la flora intestinal y a una tolerancia digestiva óptima gracias a sus proteínas de alta digestibilidad, lo que también ayuda a reducir  el volumen de las heces; además, promueven la función barrera de la piel y ayudan a mantener las defensas naturales cuando son cachorros. También favorecen el buen estado de su masa muscular por el contenido óptimo de proteínas, reducen el olor de las heces porque disminuyen las fermentaciones intestinales y ayudan a mantener la salud de la piel con un complejo exclusivo cuando es adulto.

Respecto al Yorkshire Terrier, las necesidades que atienden los alimentos desarrollados para él son las que requieren su piel y su pelo largo y sedoso, lo que se consigue con niveles adaptados de ácidos grasos EPA y DHA, aceite de borraja y biotina. Además, los alimentos especiales para el Yorkshire Terrier ayudan al equilibrio de la flora intestinal y a la salud digestiva, al tiempo que satisfacen su apetito caprichoso y facilitan un envejecimiento saludable.

Por su parte, los alimentos para el Chihuahua, además de ayudar a mantener las defensas naturales cuando son cachorros, también ayudan a reducir la formación de sarro gracias a los quelantes de calcio y a disminuir el volumen y el olor de las heces. Además, gracias a sus aromas naturales seleccionados cuidadosamente, resultan muy apetitosos para estos perros tan exigentes.

Otras razas caninas pequeñas y medianas con sensibilidades especiales que cuentan con un alimento adaptado para ellas son Beagle, Cavalier King Charles, Teckel, Bichon Maltés, Caniche y West Highland White Terrier.

En el desarrollo de todos estos alimentos no sólo se ha tenido en cuenta su fórmula, sino que también se han analizado las características fisiológicas de las mandíbulas de cada raza, así que las croquetas están adaptadas en tamaño, forma y textura según cada una.

Recientemente se ha dado un paso más en el desarrollo de alimentos adaptados a razas caninas concretas con la elaboración de alimentos húmedos para: Chihuahua, Teckel y Yorkshire Terrier, para ofrecer otra opción nutricional específica y satisfacer los apetitos más exigentes.

Como ves, los alimentos adaptados a las razas caninas no paran de evolucionar, con lo que están concebidos y formulados teniendo en cuenta hasta la más mínima necesidad de cada una de ellas.