La responsabilidad de tener un gato

la-responsabilidad-de-tener-un-gato

Elegir un gato debería ser una de las decisiones más importantes de nuestra vida en tanto asumimos la responsabilidad de cuidar a otro ser vivo, que como tal necesitará unas atenciones concretas.

La importancia de esta decisión radica en que los cuidados de un gato (y cuidados del gatito) deben darse durante todo el tiempo que viva y en que se deben tener en cuenta muchos detalles: desde cuánto cuestan los cuidados de higiene hasta el tiempo que hay que dedicar a un gato, pasando por los verdaderos requisitos de un gato y los cuidados veterinarios, aunque hay muchos más, incluso el gasto de adquisición si decidimos comprar un gato.

Hay que pensarlo detenidamente

El compromiso de tener un gato no debe ser el impulso de un momento frente al escaparate de una tienda de animales, un anuncio en internet, la proposición de un amigo que ha tenido una camada o la visita a una protectora con un largo listado de gatos en adopción, sino que antes de tener un gato debemos pensarlo bien y realizar un análisis riguroso y honesto, tanto para que la elección sea la adecuada como para que no llegue el arrepentimiento.

Precisamente para evitar ese arrepentimiento, si tenemos la intención de regalar un gato, antes debemos tener la plena seguridad de que la persona que lo va a recibir lo desea de verdad y, además, que sea el gato adecuado a su tipo de vida y sus gustos.

Nosotros creemos que las mascotas no son un regalo, pero si tú no piensas igual, te recomendamos encarecidamente que sea el futuro propietario quien elija directamente el mejor gato para tener. Con ello estarás más cerca del éxito.

Si no sabes cómo encontrar un gato pero ya tienes claro que quieres tener uno, te recomendamos nuestra sección “Cuál es el gato adecuado para mí”.

responsabilidad-de-tener-un-gato-interior

El abandono nunca es una opción

La responsabilidad de tener un gato debe asumirse durante toda la vida del animal, por eso ponemos un énfasis muy especial en que el abandono es injusto para él, está prohibido por ley y supone una acción de gran irresponsabilidad frente a toda la sociedad.

A este respecto, España sigue siendo el país europeo que más animales abandona, con una cifra que no baja de los 100.000 animales dejados a su suerte un año tras otro, y esto durante décadas.

Puestos en una balanza, los beneficios de tener un gato superan con creces a los inconvenientes, pero si no estás totalmente seguro de poder asumir toda la responsabilidad, mejor no lo hagas, no abandones a tu gato: él dependerá de ti durante toda su vida.