Salud urinaria del gato

Salud urinaria del gatoUna de las afecciones más comunes en el gato es la urolitiasis, nombre que dan los veterinarios a los cálculos urinarios, cuyos signos más comunes son sangre en la orina, dificultad o dolor al orinar, micciones frecuentes de pequeño volumen y obstrucción de la uretra. También es frecuente la micción inapropiada, es decir, que el gato ensucia fuera de su arena higiénica, en cuyo caso lo primero que se debe hacer es consultar con el veterinario.

En general, los cálculos urinarios se forman en la vejiga a partir de una concentración elevada de ciertos compuestos en la orina, como la estruvita y el oxalato.

Cálculos por estruvita
Los factores de riesgo de cálculos por estruvita más importantes, aparte de la predisposición racial, son la edad, el sexo, la esterilización, el sobrepeso y la vida sedentaria.

Otros factores que pueden producir cálculos de estruvita son que la orina tenga una alta concentración de magnesio, amonio y/o fosfato, que sea muy densa (poco diluida; algo muy propio de los gatos), un pH alcalino y la obesidad.

También las infecciones urinarias pueden producir cálculos por estruvita, si bien este tipo de infecciones son más frecuentes en las hembras que en los machos, ya que estos tienen una uretra larga y estrecha que reduce la posibilidad de infección.

El tratamiento de los cálculos urinarios debe determinarlo el veterinario, aunque casi siempre requiere un manejo nutricional adaptado, lo que se hace con un alimento capaz de disolver los cálculos de estruvita. Esto se consigue aumentando el volumen y la dilución de la orina, reduciendo su pH y controlando el aporte de magnesio, amonio y/o fosfato.

Asimismo, se recomiendan los alimentos húmedos porque el aumento de la ingestión de agua ayudan a prevenir la sobresaturación de la orina, especialmente en los gatos que beben poca agua.

Otras medidas para favorecer el consumo de agua es que el gato tenga agua fresca y limpia disponible en todo momento, mantener limpia su arena higiénica, estimular el ejercicio y evitar tanto el estrés como el exceso de peso.

Cálculos por oxalato
Los cálculos de oxalato cálcico son tan frecuentes como los de estruvita y su principal factor de riesgo es la sobresaturación de la orina por calcio y oxalato, sin que el pH de la orina sea determinante. Otra característica importante de los cálculos de oxalato es que no pueden diluirse, sino que deben extraerse, pero como sí se pueden prevenir con una alimentación adecuada, resulta muy eficaz una dieta adaptada para que no se formen.

Otros factores de riesgo son la edad, el sexo, la esterilización, el sobrepeso, la vida sedentaria y la predisposición racial, ya que algunas razas muestran mayor tendencia a la formación de cálculos urinarios por oxalato de calcio.

También un nivel elevado de calcio en la orina y un escaso consumo de agua ayudan a la formación de estos cálculos, en cuyo caso es muy eficaz dar al gato un alimento adaptado para que la orina esté más diluida y con una baja concentración de oxalato. Tan importante como la composición del alimento para el manejo de los cálculos de oxalato cálcico es que el gato tenga a libre disposición agua fresca y limpia, pero si el gato no bebe mucho, se pueden dar alimentos húmedos y humedecer las croquetas con agua.

Recuerda, si ves que tu gato se lame con mayor frecuencia la zona genital, adopta posturas extrañas cuando va a la arena o muestra dolor al orinar, debes consultar con tu veterinario. Él sabrá decirte cómo proceder.

También tratamos este tema en los artículos “Cálculos urinarios I” y “Cálculos urinarios II”.