Nombres para gatos

nombres-gatos-esp-pt-11La incorporación de un gato a nuestra casa exige una gran responsabilidad y debe tratarse de una decisión bien meditada y consensuada. (más…)

Gatos y escritores famosos: seis escritores que amaron a los felinos

El mundo del arte siempre ha sentido fascinación por el gato, así que no son pocos los pintores, escultores, fotógrafos y músicos que se han sentido atraídos por él.

También los escritores forman parte de ese grupo tan especial porque a través de sus palabras han dejado patente su amor por los gatos y el gran vínculo que establecieron con ellos.

(más…)

¿Para qué sirven los bigotes del gato?

Bigotes. Comportamiento GatosComo todos sabéis, los gatos poseen unos pelos muy largos y gruesos llamados comúnmente bigotes, que en el argot veterinario se conocen como vibrisas.

Lo que posiblemente algunos de vosotros no sabréis es que estos pelos no se encuentran solo por encima de la boca del animal, al igual que el bigote en los hombres (de ahí su nombre), sino que también están distribuidos por otras partes de su cuerpo.

(más…)

El ronroneo

El ronroneo. Comportamiento GatoSi hay un sonido característico y único en los gatos ese es el ronroneo, que todo propietario de un gato lo ha percibido en algún momento. No obstante, este sonido tan peculiar no es exclusivo de esta especie doméstica, sino también está presente en otros felinos salvajes, como el guepardo o el serval.

Sin embargo, a pesar de ser una seña de identidad tan clara de los felinos, todavía hoy no se sabe con certeza cómo se produce ni qué funciones tiene. Aun así, vamos a ver qué se conoce hasta el momento.

(más…)

Los gatos y la tecnología

Gatos y tecnología. ¿Cómo les afecta?

A lo largo de la historia, los felinos domésticos han tenido que adaptarse a la convivencia con todos los avances que el ser humano ha ido incorporando a su entorno, lo que afecta, por supuesto, al interior del hogar desde que el gato es una mascota.

Así, desde el manejo primitivo del fuego hasta las tabletas electrónicas, los gatos han ido tomando contacto directo con todo tipo de novedades que hemos ido incorporando a nuestra vida. En algunos casos esto ha supuesto un disfrute compartido, pero en otros casos se ha convertido en un riesgo y, en lo que respecta a las últimas tecnologías, ha significado un cierto distanciamiento entre el gato y su propietario.

Si bien es imposible saber cómo reaccionaron los “primeros” gatos domésticos que tuvieron relación con el fuego y cómo fueron habituándose a él tras cada generación, lo que sí podemos asegurar es que no todos los gatos son iguales, así que cada uno puede reaccionar de una manera particular frente a un mismo estímulo, lo que puede depender de la propia socialización del gato y del grado de familiarización que tenga con dicho artilugio.

Entre los aparatos que llevan en nuestros hogares desde hace varias generaciones están, por ejemplo, la lavadora, el aspirador o el televisor. En el caso de la lavadora, puede ser un riesgo para el gato, ya que si dejamos la puerta del tambor abierta y se mete sin que nos demos cuenta antes de ponerla en marcha, el resultado será fatal para nuestro gato prácticamente con toda seguridad.

Por su parte, el televisor puede suponer un entretenimiento para el gato, ya que los hay que observan las imágenes, especialmente cuando son de otros animales. Aun así, no debemos sorprendernos si nuestro gato no se fija en la televisión, ya que es lo más habitual.

Entre los aparatos que el gato no suele aceptar con agrado destaca el aspirador, ya que el ruido intenso que hace le produce un miedo al que no suele acostumbrarse. En cambio, existen gatos que, lejos de asustarse, se suben al aspirador, como si de un vehículo particular se tratara, a modo de juego, incluso los hay que se dejan aspirar. ¿Les parecerá un masaje agradable?

Los quemadores de las cocinas también han evolucionado, de modo que muchos han dejado atrás la llama directa del fuego. Esto ha supuesto una ventaja para nosotros, pero el gato corre el riesgo de quemarse si tiene acceso, por ejemplo, a una vitrocerámica que esté encendida, ya que él ha evolucionado para reaccionar frente al fuego como tal, pero es incapaz de prever las consecuencias graves de una placa al rojo vivo.

Por otra parte, existen artilugios “tecnológicos” creados pensando en el gato, como las fuentes de agua corriente para que disponga constantemente de agua fresca y en movimiento, dispensadores automáticos de alimento, ruedas de ejercicio que nos recuerdan a las de los hámsteres pero adaptadas a las características físicas del gato, incluso láseres que proyectados sobre las superficies promueven el impulso predador del gato y su deseo de alcanzarlo. Dado que todas ellas están ideadas para el gato, no suelen suponer riesgo alguno para él.

Más recientes y quizá por ello menos extendidas son las instalaciones electrónicas que, con cámaras instaladas por la casa, permiten ver al gato allá donde estemos, hablar con él y dispensarle su alimento con una llamada de teléfono. También se han desarrollado aplicaciones para dispositivos móviles, con juegos específicos para que el gato practique sus instintos de acecho, caza, persecución.

Llegados a este punto, nos vemos obligados a recordar que el gato puede disfrutar con los avances tecnológicos, pero nunca a costa de nuestra relación con él, que debe seguir siendo lo más cercana posible.

¡Nos comprenden!

¿Nos comprenden los gatos? En la Universidad de Viena se ha realizado un estudio que confirma que los gatos poseen un grado muy alto de empatía con sus dueñas, sí, en femenino.

Este estudio ha sido publicado en la revista Behavioural Processes y para llegar a esta conclusión realizaron un análisis de 41 relaciones entre los gatos y sus dueños, tanto hombres como mujeres. Así, pudieron comprobar que las relaciones de los gatos con sus dueñas se puede calificar como de verdadero amor.

Según la coautora del estudio, Dorothy Gracey, esto se debe al comportamiento de la mujer, que tiende a interactuar más con su gato que el hombre y a que también tienen una mayor empatía que los hombres.

Asimismo, ha quedado patente la capacidad del gato para recordar los favores que reciben de sus dueños, de modo que los gatos que son recompensados con caprichos suelen ser capaces de atender mejor las necesidades de sus dueños, en este caso sin una preponderancia muy acusada del sexo femenino.

Está claro que este estudio puede acabar con el mito de que los gatos son seres fríos, que actúan solo por el interés y completamente independientes, lo que es más evidente cuando el dueño es una mujer.

¿El color del pelo influye en el comportamiento del gato?

comportamiento-gatoDesde hace mucho tiempo, las observaciones realizadas por criadores, veterinarios y propietarios indicaban que existían algunas diferencias en el comportamiento de los gatos según el color de su pelo.

(más…)

Gatos de ojos azules

Gatos de ojos azules

Los gatos pueden tener los ojos de muy variados colores y de diversa intensidad, verde esmeralda, naranja cobre, amarillo ámbar, etc. Sin embargo, entre todos ellos hay uno que destaca, el color azul. En la mayoría de los casos, esta característica se debe a unos patrones genéticos perfectamente determinados, por lo que si quieres asegurarte de que tu gato tenga los ojos azules, debes conocerlos.

Así, está contrastado que todos los gatos de color “siamés” tienen los ojos azules. Otros gatos que pueden tener los ojos azules, aunque en este caso no está asegurado, son los que tienen el pelo blanco. Una curiosidad de los gatos de color blanco es que no solo pueden tener los ojos azules, sino que pueden tener los dos ojos de otro color (naranja o verde, por ejemplo) y ¡un ojo de cada color!, es decir, un ojo de color azul y el otro de un color diferente.

Aparte, también los gatos con el patrón van, que consiste en que todo el cuerpo es de color blanco excepto la cola y pequeñas manchas en la cabeza (que pueden ser de cualquier color), pueden tener los ojos azules o uno de cada color, aunque no es lo más habitual.

El otro grupo de gatos que tienen los ojos azules han formado una raza propia, llamada Ojos Azules, así en español, en todos los países del mundo. Su cualidad más destacada es que, tengan el color de manto que tengan, su color de ojos siempre es el azul.

Si te gustan las razas felinas y te interesa conocer cuáles tienen los ojos azules, debemos empezar por el Siamés, pero también están el Balinés, el Ragdoll y el Sagrado de Birmania, por citar solo algunas. Asimismo, están las versiones “siamés” de otras razas, como en el Persa o el Siberiano.

Si eres propietario de un gato de ojos azules y su color de pelo es blanco, es fácil que no te oiga cuando le llames porque sea sordo. La sordera, aunque tradicionalmente se creía ligada al color azul de los ojos, en realidad está ligada al color blanco del pelo. Oigan o no, serán gatos increíblemente bonitos, como todos, porque, ¿quién conoce a un gato feo?