De vacaciones, ¿todos juntos?

Vacaciones con gato: ¡mejor todos juntos! Claves a tener en cuentaEl verano ya está aquí y con él las vacaciones estivales, la época de disfrute de nuestro tiempo libre por excelencia. Pero quienes tenemos gato sabemos que no es tan sencillo como coger la maleta e iniciar un viaje a la aventura, sino que debemos tener en cuenta ciertos detalles que son diferentes si decidimos llevarlo con nosotros o dejarlo al cuidado de otra persona. Estas son algunas de las claves que debes tener en cuenta.

Si lo dejas al cuidado de otra persona

1.Normalmente el hogar es el mejor lugar para dejar a nuestro gato durante nuestra ausencia porque no sale de su entorno habitual, pero necesita supervisión constante por parte de alguien de confianza, quien debe vigilar que siempre tenga agua, no le falte comida, mantenga limpia su arena higiénica y pueda estar con él un tiempo para reducir la sensación de soledad.

2. Además de tu teléfono, esta persona debe tener los datos de tu veterinario. Así, en caso de necesidad podrá actuar rápidamente.

3. Si no cuentas con nadie que pueda atender a tu gato durante las vacaciones estivales, siempre puedes dejarlo en una residencia para mascotas. Algunas de ellas están especializadas en el gato y están gestionadas por verdaderos profesionales. Esta también es una muy buena decisión si tu gato está tomando algún tratamiento veterinario, ya que ellos se encargarán de seguirlo rigurosamente.

Si te lo llevas de vacaciones

1. Prepara con antelación el equipamiento de tu gato, que debe contener su alimentación habitual para evitar cambios bruscos, su cartilla sanitaria con todas las vacunas al día y su número de identificación, recipientes para ponerle comida y agua, además de alguna toalla o bayeta absorbente.

2. Si haces el viaje en tu coche, tu gato no debe ir suelto en el habitáculo, y mucho menos en el maletero, sino alojado en su transportín. Esto lo exige la Dirección General de Tráfico, pero también a él le protegerá ir seguro en caso de accidente. El mejor sitio para colocar el transportín es en el suelo, justo detrás del asiento del copiloto.

3. Si tu gato se marea o se pone muy nervioso en el coche, seguro que tu veterinario te indicará las medidas debes tomar, por ejemplo, recetarte un medicamento que reduzca los efectos del mareo o lo mantenga relajado y que no coma inmediatamente antes de emprender el viaje.

Con mucha frecuencia, el gato se estresa con los cambios, por lo que consulta con tu veterinario si le puede venir bien adaptar su alimentación durante las vacaciones fuera de su entorno habitual. Para ello dispones del alimento Calm de Royal Canin.

4. Es habitual hacer alguna parada en trayectos largos, momento que puedes aprovechar para darle agua. Eso sí, nunca lo saques del transportín sin asegurarte que no puede salir del coche.

5. Recuerda no dejar a tu gato dentro del coche, solo, mientras tú estás relajándote, corres el riesgo de que sufra un golpe de calor, que en casos graves resulta letal.

6. Cuando viajes en transporte público, asegúrate de que la compañía admite mascotas y consulta en qué condiciones deben hacerlo. Determinadas empresas no las admiten o, si lo hacen, deben viajar en el “maletero”, lo que probablemente no sea la mejor manera de viajar para nuestra mascota.

7. Busca un veterinario en el lugar de destino. Estamos seguros de que no lo necesitarás, pero en caso de urgencia no perderás tiempo buscando uno.

8. Si te alojas en un hotel, no tenemos que recordarte la necesidad de consultar si admiten animales de compañía, aunque esto también debes hacerlo si has alquilado una vivienda.

9. En caso de que seas uno de esos propietarios que no tienen identificado a su gato con el correspondiente microchip, este es un buen momento para cambiar de opinión; con el viaje aumenta el riesgo de que se pierda.

10. No dejes a la suerte la localización de lugares que permitan acceso a mascotas. Nuestro consejo: Mascotas Bienvenidas, de Royal Canin, donde encontrarás establecimientos y lugares de todo tipo donde puedes acceder con tu mascota. También puedes localizar residencias donde dejar a tu gato, si lo necesitas.